¿ALGUIEN MUEVE LOS HILOS?

Los últimos estrenos en las salas y lo que destaca en la TV.

por Martin Dee Wan » 28 Feb 2016, 21:58

El foro no me deja postear un texto, sin duda esto es una conspiración.
Juro que intento e intento y tira un error.
Aquí hay gato encerrado.
Lo dejo en FaceBook.

https://www.facebook.com/martin.deewan/ ... 3397831241
Imagen MD1, 42.
Avatar de Usuario
Martin Dee Wan
Usuario Junior
 
Mensajes: 367
Registrado: 01 Nov 2013, 15:24
Ubicación: Casi siempre sentado

por Martin Dee Wan » 28 Feb 2016, 22:01

A ver si lo meto por partes...

En la película de Richard Donner Conspiración (1997), Mel Gibson interpretaba a Jerry Fletcher, un taxista neoyorquino obsesionado por la creencia en innumerables complots. Dejando aparte el hecho de que, en la película, Fletcher sí era realmente la víctima de un experimento secreto, el retrato del personaje era una caricatura extrema del perfil que popularmente se asocia a la mente del conspiranoico: una persona relativamente aislada, con problemas de relación social y una manía enfermiza de buscar patrones y vínculos en todo lo que acontece en el planeta.

[youtube]ghpjvXZ-5JY[/youtube]
1080p: https://kat.cr/conspiracy-theory-1997-1 ... 77298.html

Pero más allá de la caricatura, los expertos advierten de que el conspiranoico no es un tarado, y tampoco su propia mente sigue un patrón establecido. "Para muchos, promover teorías de la conspiración es un hobby", dice Goertzel. Algunas personas se focalizan en casos concretos que les afectan de forma personal; "por ejemplo, alguien con un hijo con autismo puede creer en una conspiración de los fabricantes de vacunas", lo que les proporciona "alguien a quien culpar e incluso a quien demandar". Otros, en cambio, pueden mostrar una tendencia general a creer en tramas ocultas. "Tienden a ser personas muy inteligentes que sienten que sus capacidades no han sido adecuadamente reconocidas y que se enorgullecen de encontrar fallos en los razonamientos de otros", expone Goertzel.

Los psicólogos han propuesto una serie de rasgos o detonantes en la mente del conspiranoico: "Ansiedad, falta de control sobre la propia vida, extremismo político, pesimismo, tendencias paranoides subclínicas, sesgos de razonamiento, escasa confianza en la ciencia y las autoridades, y un vínculo con otras creencias marginales como las paranormales", enumera a El Huffington Post el neuropsicólogo de la Universidad de Friburgo (Suiza) Sebastián Diéguez. Pero el científico, suizo de ascendencia española, alerta: "Debemos evitar las generalizaciones". En concreto, el trabajo de Diéguez ha tumbado una de estas generalizaciones, la idea de que el conspiranoico cree que el azar no existe, sino que todo sucede por algún motivo; en definitiva, que alguien mueve los hilos.

"Los foros, blogs y comentarios de los creyentes en las teorías de la conspiración a menudo invocan irónicamente el papel del azar en los acontecimientos mundiales", expone Diéguez. "Suelen decir cosas como ¡qué casualidad!". Esta tendencia a encontrar "patrones entre el ruido", dice el neuropsicólogo, ha llevado a los investigadores del fenómeno conspiranoico a asumir que los creyentes comparten la idea de que nada ocurre por accidente. "Pero nadie había examinado formalmente esta idea", subraya.

Imagen

El pensamiento conspiranoico ha surgido recientemente. No se trata de una corriente de pensamiento, sino de un particular esquema de pensamiento. Es un modelo de interpretación de la realidad, que se caracteriza por postular una voluntad que explicaría algún evento o serie de eventos. Esta voluntad, materializada en una o varias personas o en los extraterrestres, lleva a cabo un curso de acción orientado a cumplir determinados objetivos, los cuales satisfacen, de alguna manera, los intereses particulares de la persona o personas (o los extraterrestres) que llevan a cabo ese curso de acción.
Imagen MD1, 42.
Avatar de Usuario
Martin Dee Wan
Usuario Junior
 
Mensajes: 367
Registrado: 01 Nov 2013, 15:24
Ubicación: Casi siempre sentado

por Martin Dee Wan » 28 Feb 2016, 22:03

Algo de humor: “Guía práctica para ser un conspiranoico”

1) Tener una personalidad paranoide ayuda mucho, obviamente. En caso de no poseerla, pilas y pilas de libros sobre estas teorías podrán ayudarlo y si tiene las guardias bajas o la atención dispersa, seguramente terminará con ese tipo de personalidad.
2) Lo bueno es que si usted ya logró creer en alguna teoría conspirativa, es muchísimo más proclive a creer en las demás. Así que haga un esfuerzo al principio, luego será un conspiranoico profesional.
3) Otra cosa que suma mucho es poseer un doble rasero a la hora de analizar datos: todos aquellos que apoyen la teoría y su punto serán considerados válidos, mientras que descartará automáticamente cualquier evidencia que apunte en su contra.
4) No se deje engañar, nada es lo que parece y todo tiene una obscura explicación.
5) Siéntase con suerte, usted cuenta con una ventaja por sobre los maléficos científicos: los medios se interesan más en usted y sus delirios teorías que en las teorías científicas. Seguramente podrá terminar como panelista de algún programa televisivo, o si se lo propone, podrá escribir algún libro con el cual vivirá a costa del resto de los conspiranoicos.
6) Para armar una buena teoría conspirativa, usted debe buscar varios hechos, por más alocados e inconexos que parezcan. Luego, de la misma alocada manera, trate de unirlos.
7) Si no encuentra forma o datos para unirlos, no se desespere. Usted cuenta con un as en la manga: Invente datos o hechos! No importa mucho, ningún conspiranoico tiene la rigurosidad tal para desacreditar una buena teoría conspiranoica porque sus datos no sean ciertos.
8) La otra gran ventaja con que cuenta es que mientras el mundo le presente toneladas de evidencia en su contra, siempre podrá argumentar que dicha evidencia es inventada o “plantada” por los gobiernos. Sólo sus pruebas cuentan.
9) Si alguien se le acerca a discutir sobre el tema, no se gaste en explicarle cómo son en realidad las cosas: seguramente será alguien pagado por el gobierno o las grandes mentes siniestras que dominan el mundo.
10) Trate de rodearse de gente conspiranoica. El hecho de hablar con gente brillante como usted, refuerza sus creencias en las teorías.
11) No haga caso a quienes lo tildan de conspiranoico: seguramente serán pagados, o son parte del resto de la humanidad sin sus brillantes capacidades deductivas, personas bajo el dominio del poder.
12) Bajo ninguna circunstancia piense que todas estas conexiones que usted ve tan claramente son el resultado de su desesperada necesidad psicológica por tapar los huecos o incógnitas ante sucesos de difícil explicación.


Otra de conspiranoicos

[youtube]xaEXHCNfG4w[/youtube]
https://kat.cr/the-conspiracy-2012-720p ... 69529.html

Lindas sorpresas me ha dado el cine canadiense en los últimos días. Sobre todo considerando que es cine de género y a la gente de dicho país se les cataloga como demasiado “conservadores”. Pero es grato que desmientan dicha imagen con películas de horror que son claramente superiores a cualquier producción de Hollywood. The Conspiracy es una de estas “joyas”. Su imperfección es perdonada cuando días después todavía pensamos en lo que pudo haber pasado en la película y todavía no hay respuestas claras. Cualquier producción que me deje pensando de esa manera se lleva una buena calificación.

No voy a dedicar mucho tiempo a describir lo que ocurre en The Conspiracy porque rompería con la experiencia de quien la ve por primera vez. Lo único que me atrevo a decirles es que va de dos amigos cineastas que un día deciden hacer un documental sobre un hombre que cree en las teorías de conspiración (son todas teorías que indican que hay algo más allá de la verdad revelada; generalmente culpan a gobiernos y proclaman sobre sociedades secretas, nuevas órdenes mundiales, atentados donde el principal culpable es un gobierno específico, etc). Este hombre es fascinante. Pero un día desaparece. El objetivo de uno de ellos es seguir con una teoría sobre una sociedad secreta llamada EL Club Tarsus. No hablaré más.

The Conspiracy denota una más que fehaciente influencia del clásico The Wicker Man (Robert Hardy, 1973) de manera que incluso podríamos llegar a definir la película de la siguiente manera: “el mockumentary conoce a The Wicker Man”. Realmente considero a The Conpirancy como la sucesora de The Wicker Man. Lo que inspira, genera, elucubra y transmite The Conspiracy hacen de ella una experiencia inigualable, intensa y original, sensaciones que siempre me han transmitido la película de Hardy. Básicamente The Conspiracy inspira terror a partir de la realidad. Recoge el impacto de una simple y truculenta noticia y lo convierte en una película de terror; y sin duda alguna no existe mejor terror que éste. Me resulta inconcebible que una película tan provocadora y aterradora como The Conspiracy se haya exhibido en Sitges y que prácticamente nadie se percatase de su presencia. Si alguno tuvo la oportunidad de verla y no lo hizo, no tiene perdón de Dios. Altamente recomendable.

Fuentes:
http://www.huffingtonpost.es/2015/10/17 ... 10942.html
http://filosofia.laguia2000.com/creencias/conspiranoico
http://www.drgen.com.ar/2009/05/guia-pr ... piranoico/
http://cinelipsis.com/2013/08/23/critic ... racy-2012/
http://www.almasoscuras.com/the-conspiracy-review
http://www.filmaffinity.com/ar/reviews/1/772078.html


P.D.: Ya encontré el problema, había algo raro en el código del texto al hacer copy+paste.
Imagen MD1, 42.
Avatar de Usuario
Martin Dee Wan
Usuario Junior
 
Mensajes: 367
Registrado: 01 Nov 2013, 15:24
Ubicación: Casi siempre sentado


Volver a Cine y TV.

cron
  • Buscar mensajes nuevos
  • Buscar temas sin respuesta
  • ¿Quién está conectado?
  • Hasy 2 Usuarios identificados :: 0 registrado, 0 ocultos y 2 invitados (basados en usuarios activos en los últimos 5 minutos)
  • La mayor cantidad de usuarios identificados fue 174 el 29 Sep 2016, 03:07
  • Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados