Motorhead 1979

Para que nos hables de tus gustos en el arte de combinar los sonidos.

por Fortunato » 07 Nov 2019, 15:14

Motorhead’s ‘1979’: cómo en un año convirtió a la banda en dioses del punk y el metal

En el transcurso de 365 días, el grupo lanzó "Overkill" y "Bomber", dos álbumes que inspiraron a tocar a todos, desde Metallica a Mudhoney.

Imagen

En 1979, Motörhead se convirtió en la banda en la que coincidian los headbangers y los punks. Los dos discos que sacaron ese año, Overkill y Bomber, olían a riffs arenosos, impredecibles, palpitantes y con un líder, Lemmy Kilmister, que sonaba como si hubiera estado aspirando y tosiendo grano por grano. Fue lo mejor del metal, el punk y el Rock n’ Roll de media hora. Las letras iban desde lubriciosas ("Damage Case") hasta ridículas ("Over the Top"), y sin embargo, Lemmy también era el rey de las máximas del metal: "La única forma de sentir el ruido es cuando es bueno y fuerte" ("Overkill")," La única prueba de lo que eres es la forma en que ves la verdad"("Stay Clean"),"Los hombres muertos no cuentan cuentos"("Dead Men Tell No Tales"). En otro tiempo y en otra tierra, Lemmy habría sido un héroe fuera de la ley, una leyenda popular, pero en Londres en los albores del Thatcherismo, él era un profeta de metales pesados alimentado por los drogas.

Los aspectos más destacados del año más radical de Motörhead ahora estan compilados en un nuevo box-set llamado simplemente 1979, que es un título inteligente ya que Lemmy lo hubiera querido simple y crudo. (Cuando se le preguntó por qué puso las diéresis sobre el nombre de Motörhead, Lemmy dijo: "Pensé que parecía malo".) En la caja, está Overkill de marzo de 1979, el disco más perfecto de la banda, en toda su gloria sórdida y tonta, y su hermano más lento y ruidoso, el Bomber de octubre del mismo año, que mostró que tres músicos podían tocar tan pesado como cualquier banda de mayor tamaño. Luego hay dos grabaciones en vivo, donde puedes escuchar a los tres amigos: el vocalista y bajista Ian "Lemmy" Kilmister, el guitarrista "Fast" Eddie Clark y el baterista Phil "Philthy Animal" Taylor, en su hábitat más natural, el escenario, en dos puntos clave del año. Además la caja se completa con un puñado de lados B. No es una vista total de 360 grados de la banda ese año (faltan sus Peel Sessions en vivo en París, como asi también cualquier contenido en video de esa època), pero es lo suficientemente holístico como para mostrar cómo y por qué se convirtieron en una de las fuerzas más importantes del hard rock inspirando a Metallica, Ramones, Mudhoney y al grupo de black metal Immortal, entre muchos otros.



Aunque Overkill fue el segundo álbum oficial de Motörhead, la banda se convirtió en profesionales experimentados cuando lo grabaron, mientras Lemmy canta la canción de amor ácido para sí mismo, "Capricorn", "Cuando era joven, ya era viejo". Kilmister creció como un fanático del rock & roll (su héroe hasta el final fue Little Richard), y a fines de los años sesenta, era un roadie para Jimi Hendrix y miembro del grupo Rockin 'Vickers. Se unió a los pioneros del rock espacial Hawkwind en el '71 pero fue expulsado después de ser arrestado por posesión de sulfato de anfetamina en 1975. "Estaba tomando las drogas equivocadas", escribió en su autobiografía. "Si hubiera sido atrapado con ácido, todos esos muchachos se habrían reunido a mi alrededor". Formó Motörhead más tarde ese año, y poco después reemplazó la primera alineación con Clarke y Taylor. Lemmy originalmente quería un grupo de cinco piezas, pero se conformó con un trío: tres amigos que tenían una gran intuición.

Taylor y Clarke ya se conocían y, según Lemmy, lucharon como hermanos. Taylor había tomado clases de batería en el Leeds College of Music y Clarke había tocado con Curtis Knight, asociado de Jimi Hendrix, en el grupo Zeus. Después de algunos leños y la grabación de un álbum abortado, On Parole (que también salió en 1979, cuando el sello discográfico quería sacar provecho), el grupo lanzó su verdadero debut, Motörhead, en 1977. En algún lugar, Lemmy intentó enseñarle a tocar el bajo a Sid Vicious antes de unirse a los Sex Pistols, pero como dijo Johnny Rotten una vez, "[Sid] no tenía aptitud para la música en absoluto". Tocaron un concierto extraño, el disco no se vendió muy bien, y finalmente en el '78 consiguieron un éxito con una versión rasposa de "Louie, Louie" (canción original de Richard Berry y la cual, la versión de Motörhead, “es la mejor version que he escuchado” comentó en algún momento el gran Ronnie James Dio). Con dicho cover, obtuvieron un nuevo contrato discográfico y comenzaron a trabajar en lo que se convertiría en dos de sus álbumes definitorios.
A principios de 1979, Lemmy cumplió 34 años y, en ese momento, básicamente sirvió como un sabio mago para todas las bandas de punk y de metal; Clarke y Taylor todavía tenían entre 20 y 30 años, pero tocaban como perros callejeros demacrados. Tal vez fueron todas las drogas que estaban tomando, o tal vez porque se asociaron con el productor Jimmy Miller (cuyos créditos incluyen Sticky Fingers y Exile on Main St. de los Rolling Stones), pero la banda innegablemente estaba funcionando a un nivel superior cuando grabaron Overkill a fines del '78.

Imagen

El disco comienza con Taylor tirando balazos con su batería. Lemmy se une con una línea de bajo gruesa y rockabilly, que suena como una guitarra, gracias a toda la distorsión que utilizó, y la guitarra de Clarke cubre la mezcla como una nube de tormenta, todo lo cual lleva a la pontificación de Lemmy, "La única forma de sentir el ruido es cuando es bueno y fuerte”. La canción es tan monstruosa que la comienzan de nuevo dos veces más antes de tirar la toalla después de cinco minutos. Cuando Metallica llevó el concierto de los Cuatro Grandes, con Megadeth, Slayer y Anthrax, al Yankee Stadium en el 2011, la canción que tocaron fue "Overkill", un himno perfecto que cada una de esas bandas conocía y con la que podían identificarse.

"Nunca había escuchado algo que sonara así", dijo Lars Ulrich una vez sobre la batería de Taylor en "Overkill". “Me voló la cabeza. Y luego ese tipo de energía continuó: era tan crudo. Nunca había escuchado a nadie cantar como Lemmy, fue esta fusión de punk, rock y metal y fue una locura. Simplemente se sumó a la energía y fue completamente exagerado con estas letras casi exageradas, como dibujos animados".

El resto del álbum Overkill muestra la amplitud del arte de Motörhead en ese momento. "Stay Clean" son algunas de las letras más filosóficas de Lemmy ("Al final, estás solo / Y no hay nadie que pueda evitar que estés solo") pegado sobre un elástico riff de rock & roll.
"I Won't Pay Your Price" es un rock grueso que muestra el dominio de Lemmy ("Sabes que no pagaré tu precio").
"I'll Be Your Sister" es un precursor "If I Was Your Girlfriend" de Prince que Lemmy dijo que siempre deseó que Tina Turner la cantara.
"No Class" es la mayor estafa (el riff de la canción se parece mucho a la canción "Tush" de ZZ Top).
"Metropolis" es rock sin sentido aunque siempre suena bien sin importar a qué velocidad la toquen y luego hay un trío de líneas antológicas de Lemmy: "Tear Ya Down", "Limb From Limb" y "Damage Case", ninguna de las cuales suenan muy atractivas para las mujeres, aunque Lemmy no ha estado de acuerdo. "No hay vergüenza en mi cama por la noche", canta en "Limb From Limb".

Imagen

Cuando la revista Rolling Stone entrevistó a Lemmy poco antes de su muerte en el 2015 eligió "Overkill" y "Stay Clean" entre los favoritos de su carrera. "Sé que muchas bandas de metal han hecho el cover de Overkill, pero no pienso mucho en nuestra influencia", dijo. "Solo somos mayores. Es bueno recibir un homenaje, pero no es el fin del mundo para mí. Estamos ocupados escribiendo cosas nuevas". En cuanto a "Stay Clean", dijo, "No se trata de drogas o alcohol; es solo 'mantente limpio'. Estaba tratando de copiar a Mel Tormé, como en 'I'm Comin' Home Baby ', pero la canción no resultó así”. El solo de guitarra, dijo, fue “simplemente Fast Eddie afinando”, pero aparentemente Jimmy Miller (productor del disco)fue más rápido en grabarlo y no le permitió recortarlo.



Poco más de medio año después, Motörhead regresó con Bomber, que de alguna manera sonaba más pesado que Overkill. Las primeras palabras que escuchas en el disco son Lemmy gruñendo, "¡Esto es todo!" En la canción anti-heroína "Dead Men Tell No Tales". Los solos de guitarra de Clarke suenan como si estuviera lloviendo fuego infernal, apuntando sus amplificadores hacia abajo mientras él vuela sobre el estudio de grabación, y los ritmos de Taylor se tambalean por todo el lugar. "Lawman" es una acusación lenta de policías con el mal de ojo, "Sweet Revenge" suena de todo menos dulce debido al lento riff de blues de Clarke, y el sorprendentemente "Poison" mejora gracias a una frase certificada de Lemmy: "Envenené mi vida ... Es mejor que casarme con mi esposa".
"Stone Dead Forever" es un furor que Metallica tocó en la fiesta de cumpleaños número 50 de Lemmy, donde eligieron una lista de canciones que contenían dos tercios de 1979.

"All the Aces" de Bomber presagió el mayor éxito de la banda, que salió al año siguiente, y en la gran tradición de Motörhead, la mejor canción del álbum fue el corte del título, "Bomber", que se mueve y explota cuando Lemmy jadea, "No hay esperanza en el infierno / Nada nos va derribar".
Extrañamente, dejaron una de sus mejores canciones, "Over the Top", fuera del registro y lo pusieron como el lado B de "Bomber", pero es un rasgadizo y pegadizo tema rockero que podría haber hecho del álbum un 10 perfecto como su predecesor si lo hubieran incluido.

Imagen

"Bomber fue la primera canción que escribí sobre la guerra", dijo Lemmy en la entrevista. “Estaba leyendo el libro de Len Deighton, Bomber, en el momento en que lo escribí. Se trata de un bombardeo sobre Alemania cuando los británicos golpearon la ciudad equivocada, y es lo que sucede, en el piso y en el aire desde ambos lados. Es un libro realmente bueno. Deberías leerlo".
En cuanto a "Over the Top", que reconoció como una de sus mejores canciones, dijo: "Se trata de volverse loco. ... ¿Qué sé sobre volverme loco? Tomé ácido durante ocho años. Sé de volverme loco”.

Loco es exactamente cómo suena Motörhead en las dos grabaciones en vivo que están en el box-set de 1979. El sonido no es muy bueno en ninguno de los dos, pero la gran intensidad los hace sonar más auténticos. El primero, Good L n ’Loud, los encuentra tocando en los Aylesbury Friars, un lugar ya cerrado de 400 plazas a poco más de una hora al norte de Londres. Fue grabado el 31 de marzo de 1979. Antes de "Keep Us on the Road", Lemmy anima a la audiencia a robar el primer álbum de Motörhead. Bromea acerca de que "Metrópolis" es su "número de imitación de Pink Floyd" y agrega: "Es mejor que Pink Floyd en estos días" (y recuerden que esto fue justo antes del lanzamiento de The Wall). Dedicó la canción de Motörhead "Born to Lose" a todos los ciclistas de la audiencia y cuando vitorearon, dijo: "Al diablo, no todos pueden ser ciclistas". Cuando volvieron a tocar la canción final de la noche, Lemmy bromeó: “Nunca viste a Hawkwind hacer dos encores. Nos llaman..." y luego comienzan a tocar “Motörhead".

Formatos y contenidos de ‘1979’

3LPs de estudio, 2 x 2LP en vivo y un single de 7”
OVERKILL LP y BOMBER LP: Nuevo master creado a partir de cintas originales y prensado en vinilo de 180 Grs.
GOOD N’LOUD: LIVE AT FRIARS, AYLESBURY – 31st March 1979: Grabado en vivo en formato de disco doble inédito a la fecha.
SHARPSHOOTER: LIVE AT LA ROTUNDE, LE MANS – 3rd November 1979: Grabado en vivo en formato de disco doble inédito a la fecha.
THE REST FROM ’79: 10 canciones con caras B de los singles, descartes y rarezas grabadas en 1979.
NO CLASS: Single de 7” con Like A Nightmare de lado B y con las tres variaciones de la portada original.

MÁS CONTENIDOS:
MELÖDY ‘BREAKER’ revista creada sobre la historia de la banda en 1979 con cuarenta páginas de entrevistas con los músicos, con amigos y compañeros cercanos a Motörhead desde 1979. Incluye fotos inéditas y detalles raros de la época.
PROGRAMA DE LA GIRA DE BOMBER: Reproducción del programa original del tour Bomber del ‘79.
MOTÖRHEAD ’79 BADGE SET: Reproducción de los pines creados en el 79.
OVERKILL SHEET MUSIC: Reproducción de partituras de Overkill.

Imagen

Articulo original: https://www.rollingstone.com/music/musi ... ZUh6pt-IVY
Imagen
Música para molestar a tu vecino:
RAZOR -Armed & Dangerous 35th Anniversary Edition- CD 2019
Avatar de Usuario
Fortunato
Usuario Sr. Junior
 
Mensajes: 767
Registrado: 21 Jul 2012, 17:11
Ubicación: En mi rancho...

por elAle. » 07 Nov 2019, 18:59

Esas cosas que parece que no tienen nada que ver.


Avatar de Usuario
elAle.
Administrador del Sitio
 
Mensajes: 13581
Registrado: 30 May 2012, 16:59
Ubicación: Donde llueve y se hace barro.

por Fortunato » 08 Nov 2019, 19:24

elAle. escribiste:Esas cosas que parece que no tienen nada que ver.


Ale, "todo tiene que ver con todo" y en la música podemos aplicar esa frase...

Motörhead grabó su versión de «Heroes» de David Bowie durante las sesiones de ‘Bad Magic’, álbum lanzado apenas cuatro meses antes de la muerte de Lemmy. Fue de las últimas cosas que grabó Lemmy al frente de su trío. Por casualidades de la vida, Lemmy falleció a finales de 2015 y pocos días después Bowie pasó también a mejor vida.

Lemmy y Bowie: Dos caminos de un mismo estilo

¿Qué relación tiene Bowie con Lemmy? Pues además del cover que realiza a su canción "Heroes", ambos músicos compartieron una vivencia única, el saber que iban a morir y pese a ello continuar haciendo lo que amaban, la música.
Bowie y Lemmy sabían que iban a morir. El álbum "Blackstar" de Bowie, lanzado solo dos días antes de su muerte, es un réquiem notable para él; mientras que Lemmy escribió ya en el 2011: "Da un paseo salvaje, te enseñaré a volar / Estar de mi lado, odiar las largas despedidas / No creo en los milagros y ni siquiera lo intentaré / Conozco la ley, sé cómo morir "(How To Die).

Tanto Lemmy como Bowie estaban al tanto de su condición y del poco tiempo que tenían, donde Lemmy aprovecho hasta último momento para seguir haciendo discos como "Bad Magic" o shows en vivo (pese a lo decaído que se le vio al final). El "Starman", por su parte, también continúo su camino, y como mencionamos arriba, se despidió de todo el mundo con una bella metáfora en su último disco.
No cualquiera puede vivir con el saber que te queda poco tiempo y gastar esos momentos en hacer música, lo que da muestra de la dedicación y devoción que estos tenían por su arte y los fanáticos. Pero de igual forma, hay algo más que los caracteriza y es ese espíritu rebelde en ambos.

Imagen

Tal como dice la canción de Bowie, "Rebel Rebel", nuestro par de rebeldes buscaron transgredir en su época, de remar contra la corriente y ser los referentes de su movimiento. Una fue la base y raíz del Art Rock y cada vez llevó el rock a un estilo más psicodélico y colorido a muy temprana edad en los 70's.
Lemmy por su lado fue un rebelde del metal, que pese a surgir en el NWOBM, no le importó y siempre se mantuve fiel a la idea de que el hacía y tocaba "Rock n' Roll". Un eterno fanático de los Beatles, Elvis, Chuck Berry y que llevaba el renegado legado de Johnny Cash en apariencia. Nadie sabe como esa influencia terminó convirtiéndose en "la banda más ruidosa del planeta", pero es algo que sólo Kilmister habría logrado.

Hoy en día ambas leyendas están lejos, pero pese a las diferencias, tenían más en común de lo que podríamos haber apreciado en vida. Lemmy tenía claro esto y no es al azar que un cover al mismo Bowie fuera realizado por él y en varios de sus homenajes ha sido la canción a tocar. Al final del día, ellos se volvieron nuestros héroes.

https://www.cuarteldelmetal.com/2017/12 ... minos.html
Imagen
Música para molestar a tu vecino:
RAZOR -Armed & Dangerous 35th Anniversary Edition- CD 2019
Avatar de Usuario
Fortunato
Usuario Sr. Junior
 
Mensajes: 767
Registrado: 21 Jul 2012, 17:11
Ubicación: En mi rancho...

por Martin Dee Wan » 10 Nov 2019, 22:11

Cuando Motorhead hacía un cover de "tu" canción, dejaba de ser "tu" canción. ;)



01. The Trooper (Iron Maiden) 00:00
02. Enter Sandman (Metallica) 04:06
03. Breaking The Law (Judas Priest) 09:19
04. Hellraiser (Ozzy) 11:57
05. Shoot 'em Down (Twisted Sister) 16:27
06. It's A Long Way To The Top (AC-DC) 20:21
07. God Save The Queen (Sex Pistols) 25:57
08. Ramones (Ramones) 29:19
09. Desire (Ozzy) 30:47
10. Whiplash (Metallica) 36:41
11. Cat Scratch Fever (Ted Nugent) 40:30
12. Louie Louie (Richard Berry) 44:24

Bonus: Cover de Queen.
Imagen MD1, 46.
Avatar de Usuario
Martin Dee Wan
Usuario Sr. Junior
 
Mensajes: 676
Registrado: 01 Nov 2013, 15:24
Ubicación: Montado en un caballo imaginario

por Fortunato » 26 Dic 2019, 20:47

Nadie encarnaba mejor la reputación de Motörhead más que el líder de la banda, Lemmy. Un amigo de Kerrang! durante la mayor parte de tres décadas, nacido bajo el nombre de Ian Fraser Kilmister. El escritor y fotógrafo Mörat celebra el ingenio, el encanto y el humor de un rockero.

El hombre detrás de los mitos
Imagen

28 de julio de 1981. Al día siguiente, el príncipe Carlos y Diana Spencer debían casarse y las calles de Londres estaban inundadas de turistas que ondeaban banderas. Sin embargo, a la 1 de la madrugada, estaba deambulando por estas calles en busca de entretenimiento un poco menos regio, cuando me topé con un lugar llamado El Lugar, en Victoria. Desafortunadamente, quien debía llegar al escenario esa noche es información aparentemente perdida en la historia, pero allí, en el vestíbulo, más grande que la vida y dos veces más rudo, estaba Lemmy; bebida en mano, por supuesto, con un par de Hells Angels acechando cerca. Por suerte, llevaba una remera de Ace Of Spades y entré para pedirle su autógrafo.

"Claro", retumbó. "¿Tienes una lapicera?".
No tenía un bolígrafo.

"Bebe esto, parece que lo necesitas", dijo, dándome algo que parecía y sabía a la vez a Ribena, pero con un fuerte gusto a alcohol. Y con eso, desapareció en el club para encontrar un bolígrafo. Hasta el día de hoy, no puedo pensar en ninguna estrella de rock que no tenga problemas para con sus fanáticos, y para agregar algo de perspectiva, esto fue solo un mes después del lanzamiento del poderoso álbum en vivo de No Sleep 'Til Hammersmith, que había alcanzado el número uno en las listas de álbumes del Reino Unido.

Imagen
Lemmy & Mörat.

El Trío tenía una reputación justificablemente temible, la banda de rock and roll más sucia y ruidosa del mundo, y Lemmy no necesitaba salir de su camino para firmar camisetas para nadie. Y, sin embargo, siempre lo hizo, sin alejar a un fanático como yo.
Este año se cumple el 40 aniversario del lanzamiento de los clásicos discos Overkill y Bomber de Motörhead, que se reeditaron en un nuevo y exhaustivo set de siete álbumes, repleto de rarezas, grabaciones en vivo inéditas y otros coleccionables imprescindibles. La caja viene envuelta en una "chaqueta de cuero negra" eso dice mucho de lo que se necesita saber. Motörhead fue, es una de las mejores bandas de rock and roll de todos los tiempos, su legado sin igual, su música atemporal, y fue en estos discos, el segundo y el tercero de la banda, respectivamente, que forjaron una reputación que se mantiene hasta nuestros días.

Casi cuatro años después de la muerte de Lemmy, ese estado solo se ha fortalecido. Su muerte el 28 de diciembre de 2015 estuvo marcada en Alemania por la emisión de sellos postales de edición especial, que se agotaron en un instante. Las etapas en festivales como Download y Ozzfest Meets Knotfest fueron renombrados en su honor. Se erigió una estatua de Lemmy en su abrevadero favorito, el Rainbow Bar & Grill y en el infame Sunset Boulevard de Los Ángeles, cuya barra trasera ahora se conoce como Lemmy’s Lounge.

La suya es una de las pocas instancias en las que "legendario" no es, de hecho, una palabra demasiado fuerte, y sin embargo, Lemmy es historia desde sus más humildes comienzos.

Imagen

Nacido en la víspera de Navidad de 1945, en Stoke-On-Trent, hijo de un ex predicador de la fuerza aérea que se fue de su casa cuando tenía solo tres meses, Lemmy no tuvo lo que llamaría el mejor comienzo en la vida. Su madre se volvió a casar cuando tenía 10 años, y la familia se mudó a Anglesey en Gales, en donde, como el único niño inglés, se destacó considerablemente. A los 14 años, había sido expulsado de la escuela por golpear al director en la cara con su propio bastón.

"¡Tenía dos golpes", le dijo más tarde a Kerrang! ", le quité el bastón y lo golpeé en la cabeza con él. Si algún niño quiere consejos sobre cómo salir temprano de la escuela, ¡eso lo hará! "

Después de la escuela, Lemmy trabajó en trabajos de baja categoría, incluidos un par de años en una fábrica de Hotpoint, que odiaba con pasión. "Eso fue una maldita miseria", dijo. "Desde que dejé ese trabajo, he apreciado todos los días que no estaba en él. Podía sentir como se pudria mi mente.”

Pero por mucho que odiara la fábrica, a Lemmy le encantaba esta nueva cosa llamada rock‘n’roll, cuyo nacimiento estaba allí para presenciar, y pronto se enamoró de personas como Little Richard, Chuck Berry y Elvis.

Imagen

"Antes de Elvis, no había nada remotamente parecido", dijo, en lo que sería su última entrevista con Kerrang. “Tenías los discos de tu madre, y eso fue todo. Y luego apareció Elvis, y de repente fue como: "Sé lo que quiero hacer con mi vida ahora: ¡quiero ser un rockero!". Cambió el mundo entero, hombre. Nada fue igual."

Lemmy incluso pudo ver a The Beatles en vivo en The Cavern Club en Liverpool cuando tenía solo 16 años. Al notar que las personas que tocaban la guitarra estaban "rodeadas de chicas", él progresó naturalmente a tocar en sus propias bandas, The Rainmakers, The Motown Sect y luego The Rockin 'Vickers.
Sería imposible, en una sola característica, cubrir incluso una fracción de los primeros años de vida de Lemmy. Después de los Vickers, se mudó a Londres, viviendo con los Hells Angels y desarrollando una afición de por vida al Speed. Trabajó como roadie para Jimi Hendrix e incluso se suponía que debía audicionar para su banda: "¡El día que murió!", Antes de unirse a las leyendas del rock espacial Hawkwind en 1971, casi por accidente, después de que el bajista de la banda no apareciera estaba listo para un concierto, pero había dejado su equipo en la camioneta. "Estaba más o menos diciendo 'me robaste el concierto'", recordó Lemmy. "Así que le robé su concierto".

Lemmy fue despedido de Hawkwind cuatro años después, siendo arrestado por posesión de Speed en la frontera canadiense, y respondió que ser despedido de Hawkwind por drogas "es como ser expulsado del Empire State Building porque te agradan las alturas". Erróneamente acusado de posesión de cocaína, fue rescatado después de ser "esposado a una tubería por 24 horas", luego regresó a Londres y formó Motörhead, haciendo una declaración orgullosa y ominosa a la revista Sounds sobre la naturaleza de su banda.

Imagen

"Si nos mudamos a la casa de al lado", decretó sobre sus nuevos cargos, "su césped morira".
Fiel a la palabra de Lemmy, Motörhead era un trio como ningún otro; sucio e intransigente, como una manada de Harleys en auge por el lado equivocado de la ciudad. Con álbumes como los mencionados Overkill y Bomber, y más tarde Ace Of Spades, inspiraron tanto a las bandas de punk como a las bandas de metal, y casi con una sola mano patearon el thrash, aunque, irónicamente, Lemmy no era realmente un fanático de este último, o, de hecho, el heavy metal y consideraba a Motörhead más como una banda de punk.

"Tenemos mucho más en común con The Damned que con Judas Priest", dijo, "pero teníamos el pelo largo, así que nos atormentaron con el heavy metal". Si tuviéramos el pelo corto, seríamos una de las últimas bandas punk. Quiero decir, eso es jodidamente inteligente: todo depende de tu jodido peinado".

Para ser honesto, los fanáticos de Motörhead ya conocen la mayoría de esto y están bien documentados. Sin embargo, después de haber tenido el privilegio de ser el amigo cercano de Lemmy durante más de 30 años, una pregunta que se hace con regularidad es "¿Cómo era realmente Lemmy?"
En verdad, es una pregunta que siempre me ha confundido. Quizás sería comprensible si él tuviera una personalidad, como Alice Cooper o Marilyn Manson, o si se hubiera escondido para mantener su privacidad. Pero Lemmy siempre fue Lemmy. Nada sobre él fue un acto. No se levantó por la mañana y se vistió como "Lemmy". Puede que ni siquiera lo hayas conocido, pero también lo conociste, y cualquier idea errónea que la gente pueda haber tenido sobre él era completamente suya. "Lo que parezco ser, eso es lo que soy. Esa es toda la historia allí mismo", le dijo a Kerrang!.

Imagen

En un club lo encontrarás alimentando sin piedad monedas en una máquina de juegos, Jack y Coca-Cola en una mano, Marlboro Red en la otra. En casa, en su pequeño y desordenado apartamento de West Hollywood, a pocas cuadras del Rainbow y "cuesta abajo yendo a casa", lo encontrarías casi igual. Excepto que el History Channel estaría en marcha, transmitiendo algún documental de la Segunda Guerra Mundial, y que a menudo usaba Speedos irrazonablemente ajustados, porque Los Angeles está caliente y no le importa una c@&@$a. Recibió mucha reacción de los fanáticos del Reino Unido cuando se mudó a Los Angeles por primera vez en 1990, pero, nuevamente, ese era un problema de otras personas, no el suyo.

"A la gente no le gusta que viva aquí y no lo entiendo", me dijo. "No estaba exactamente en su casa todo el tiempo. Inglaterra vive en mi corazón para siempre, soy inglés y estoy orgulloso de ello. Pero solo porque naciste en una pieza de geografía no significa que tengas que quedarte allí ".

Imagen

Cuando no estaba de gira, invariablemente estaba en el Rainbow, o si no, tal vez el club de striptease de Crazy Girls. Le encantaba la compañía de mujeres, tenía novias y siempre fue un caballero, pero nunca eligió "establecerse".

"Creo que el matrimonio es muy irracional", opinó una vez. “Fue inventado cuando todos vivíamos en jodidas chozas de barro. Hoy en día, todos engañan a todos, pero las personas casadas dicen que no, lo cual es una c@&@$a para mí. No lo haría. Si alguna vez encuentro una mujer con la que me voy a casar, nunca me acostaré con nadie más. Pero nunca encontré un pájaro que pudiera hacerme pensar eso. Bueno, tal vez hubo uno, cuando era más joven, pero ella murió trágicamente de una sobredosis de heroína”.

"Te convierte en una persona malvada, la heroína", dijo. "Es una droga monstruosa, la peor droga de la historia. No recuerdo a nadie muriendo por otra cosa, solo heroína y caías. Nunca vi a nadie morir de un ataque al corazón por Speed, y nunca vi a nadie morir de cocaína, porque no podía permitírselo. ¡Me metí en el parlamento galés sobre eso! Me invitaron a hablar sobre el tema de las drogas porque un concejal me había visto hablar por la heroína en la televisión o algo así, y entré y dije que deberían legalizarla. De esa manera, podría calificarlo y controlarlo, y deshacerse de todos los distribuidores que se disparan entre sí. No era la respuesta que estaba buscando y creo que estaba un poco consternado”.

Imagen

Quizás más que nada, Lemmy fue honesto. Y si no le gustó la respuesta, entonces tal vez no debería haber hecho la pregunta. Tenía un sentido del humor malvado, a menudo absurdo, que podría ser claramente ajeno a mucha gente, pero nunca hubo malicia subyacente. Es solo que no había nada fuera de los límites cuando se trataba de bromas, incluso con temas serios.

"La guerra es importante", me dijo una vez, cuando hablaba de sus letras. "¡Si no hubiéramos tenido dos guerras mundiales, no habría dónde sentarse! ¡Tendríamos que levantarnos porque no habría espacio! La gente se reproduce como conejos y la guerra es el sacrificio de la manada. Dispararse unos a otros es más divertido que la anticoncepción. Obviamente es más divertido, porque mira la cantidad de personas que lo hacen".

En cada entrevista y cita de Lemmy, puedes escuchar su voz y esa carcajada de nicotina impenitente. Pasé muchas noches escuchándolo de primera mano, mientras jugaba al tonto miserable que intentaba seguirle el ritmo. Lo intenté y fracasé en muchas ocasiones.
"Sabes tan bien como yo que no me emborracho", me dijo. "Tomo una botella de bourbon al día, pero no me emborracho".
No es que Lemmy no fuera plenamente consciente de que su estilo de vida no era saludable.
"No recomiendo mi estilo de vida", dijo. "Ha sido mejorado durante mucho tiempo pero mataría a la mayoría de la gente”.

Al escuchar que Keith Richards lo había intentado, Lemmy incluso consideró que le cambiaran la sangre una vez, y fue a ver a un médico de Harley Street que realizó algunas pruebas, pero encontró un compuesto químico extraño que en realidad no era sangre. Se le aconsejó que no lo cambiara.
"Tengo suerte, eso es todo", se encogió de hombros Lemmy. "No es que no te mate, te mata. Tengo un metabolismo que flexiona sus músculos y dice: "¡Dame más!" Pero muchos de mis amigos se aceleraron y luego pasaron a la heroína, y esa es una mala espiral. Solo tienes que tener cuidado. Encuentra lo que está de acuerdo contigo y haz eso”.

Imagen

No fue sino hasta los últimos años de su vida que Lemmy finalmente, de mala gana, disminuyó un poco la velocidad, se relajó con los cigarrillos y el Speed y cambió de Jack y Coca-Cola a Jack y Coca-Cola Light, luego al vodka con naranja, porque fue marginalmente mejor para su diabetes. Lemmy tuvo un desfibrilador equipado para problemas cardíacos en 2013, y luego sufrió un hematoma que retrasó aún más su recuperación. También quiso regresar al camino demasiado pronto, aunque este último fue completamente su elección. Le encantaba estar de gira, y aunque los problemas de salud eventualmente hicieron que se cancelaran los shows y se interrumpieran los sets, continuó con "persistencia obstinada" y "una negativa a acostarse y hacerse el muerto".

"¿Quién está envejeciendo con gracia?", Bufó. “No creo que envejecer sea elegante en absoluto. Envejecer es lo peor. Todavía tengo mucho para tocar, cantar y hacer, así que, ¿por qué no debería hacerlo? Mientras piense que estoy haciendo música decente, seguiré haciéndolo”.
Eso fue de una entrevista que hizo a los 49 años. Incluso entonces, la gente se preguntaba cuánto tiempo podría mantener eso. Poco sabían que tenía otros 20 años en el reloj, y otros ocho discos de estudio, incluidos quemadores de granero como We Are Motörhead, Hammered, Aftershock y su canción de cisne, Bad Magic. Aunque realmente nunca obtuvieron el crédito que merecían, gran parte del mejor trabajo de Motörhead llegó sobre el final de su carrera.

Imagen

"La gente parece pensar que esta banda tiene un plan para dominar el mundo", se rió Lemmy. “Pero si tuviéramos un plan, hubiera sido mejor. Solo hacemos lo que hacemos. Si observamos las tendencias de marketing, Motörhead ya no sería Motörhead ". Además de lo cual, Lemmy siempre estaba satisfecho con su suerte.
"Realmente me gusta estar en la cima del segundo escalón para que no tengamos que superar la factura y que salgas del escenario y solo soplen vasos de papel", me dijo en nuestra última entrevista juntos en el 2015. "Salimos del escenario y todavía hay algunas chicas allí. Eso siempre es bueno. Y todavía hay una multitud que te dice lo genial que eres, ¡o no! "

Pero para entonces estaba enfermo y lo sabía. Caminaba con un bastón, pero incluso logró que se viera bien. Se había acercado un poco más al Rainbow, todavía cuesta abajo en el camino a casa, pero estaba allí con menos frecuencia y menos inclinado a quedarse hasta las órdenes finales. En su lugar, iría a verlo a su departamento y vería algo de televisión.
"No puedo tocar por mucho más tiempo", me dijo. “Envejecer es lo peor que le puede pasar a cualquiera. No lo recomiendo”.

La última vez que vi a Lemmy fue en su fiesta de cumpleaños número 70 el 13 de diciembre del 2015, en el Whisky A Go-Go, donde Slash, Billy Idol y Sebastian Bach tocaron en su honor.
Dos días después de su cumpleaños real, el 24 de diciembre, recibí una llamada para decirme que le habían diagnosticado cáncer y quería despedirse de sus amigos. Tenía tal vez dos semanas, tal vez dos meses. De manera típica, se encogió de hombros, "Dos meses, ¿eh?"
Y regresó a la máquina de juegos, que había sido trasladada del Rainbow a su casa. Dos días después se había ido, se quedó dormido frente a esa maldita máquina y nunca más se despertó. Siempre decía que quería irse de repente: "No quiero que ninguno de ellos me lleve por la nariz. Se ven terribles, ¿no?"

Imagen

Era un día frío en Los Angeles cuando dejamos a Lemmy para descansar en el Forest Lawn Memorial Park. Honrado pero aterrorizado de estar entre los que hablaron en el funeral, especialmente con invitados como Ozzy Osbourne, Rob Halford, Lars Ulrich y Dave Grohl. Metí una botella de Jack. No había necesidad. Había cajas de esas cosas y vistos por un cuarto de millón de personas en vivo en YouTube, le dimos una buena despedida, su bajo retrocedió desde el escenario por última vez. Luego festejamos en el Rainbow, bebiendo en el lugar. Le hubiera gustado eso, toda la Sunset Strip cobrando vida en su memoria.

No pasa un día en que no lo extrañe, junto con millones de personas, todos tocados de alguna manera por su presencia. Pero Lemmy no hubiera querido lágrimas. "He tenido una buena vida", dijo en esa última entrevista. "Una buena carrera". No quería vivir para siempre. En cambio, él hubiera querido que levantaras un vaso y subieras un poco de Motörhead. Tal vez podrías comenzar con Overkill y Bomber.

Imagen

FUENTE: https://www.kerrang.com/features/the-ma ... p3MQ8ovnPg
Imagen
Música para molestar a tu vecino:
RAZOR -Armed & Dangerous 35th Anniversary Edition- CD 2019
Avatar de Usuario
Fortunato
Usuario Sr. Junior
 
Mensajes: 767
Registrado: 21 Jul 2012, 17:11
Ubicación: En mi rancho...


Volver a Música.

  • Buscar mensajes nuevos
  • Buscar temas sin respuesta
  • ¿Quién está conectado?
  • Hasy 2 Usuarios identificados :: 0 registrado, 0 ocultos y 2 invitados (basados en usuarios activos en los últimos 5 minutos)
  • La mayor cantidad de usuarios identificados fue 747 el 15 Abr 2020, 19:58
  • Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados