Lucio Fulci en Blu-Ray

Todas las novedades del nuevo formato de alta resolución de audio y video.

por Fortunato » 21 Mar 2015, 14:50

Lucio Fulci en Blu-Ray

Existen muy pocos directores de cine que sean tan amados y odiados como Lucio Fulci. (Junio 17, 1927 - Marzo 13, 1996)
De su persona se han hecho y se hacen las afirmaciones mas extremas y opuestas: desde que es un imitador descarado, sin talento y sobrevalorado, hasta que es un genio absoluto, creador de películas inigualables. En general, las críticas, tanto a favor como en contra, suelen ser extremadamente parciales, muy poco objetivas, superficiales e inacabadas: solo se suelen destacar ciertos aspectos paradigmáticos del cine de Fulci (como la ultraviolencia) en detrimento de muchos otros igualmente significativos. Pareciera que muchos críticos y aficionados, cuando reseñan sus películas, en verdad no las hubiesen visto o no conocieran el contexto en el cual se filmaron.
Sin más rodeos, trataremos de reseñar objetivamente la carrera de este polémico director, centrándonos en sus películas de terror, fantásticas y giallos, con algunas excepciones de interés. Todo, por supuesto, adornado con el material en alta definición que hay del director hasta la fecha.

Imagen
-"El cine es todo para mi. Me he dedicado a hacer películas. ¡Incluso las he devorado!... Filmar es todo lo que he hecho… ¡Yo vivo en mis películas!"- Lucio Fulci

1959 - Aunque Lucio Fulci es mundialmente conocido por sus sangrientas películas de horror de finales de los 70 y principios de los 80, el inicio de su carrera fue muy distinto. Tras estudiar medicina y pelear con su superior en el hospital en el cual trabajaba, abandonó aquella profesión y decidió entrar al mundo del cine. Luego de egresar del Centro Sperimentale del Cinema, comenzó a trabajar en la prolífica industria cinematográfica italiana como guionista en las primeras películas del comediante Totó, hasta debutar como director en 1959 con I LADRI (Los Ladrones), con Totó con protagonista. Fulci dirigió documentales, comedias picarescas, musicales y parodias de James Bond con los comediantes Ciccio e Ingrassia.

1966 - En 1966, debutó en el spaghetti western con la fundamental LE COLT CANTARONO LA MORTE E FU: TEMPO DI MASSACRO (Tiempo de Masacre). Decimos fundamental, porque en esta película comenzó a mostrar algunos de los rasgos característicos de su filmografía, como es el gusto por la violencia explícita, la crueldad y el sadismo. A pesar de que el spaghetti western puede considerarse muchas veces acreedor de esas características; Fulci, como en tantas ocasiones futuras, traspuso los límites habituales del género, sorprendiendo a los espectadores con una feroz y sádica sesión de tortura a latigazos sufrida por Franco Nero (protagonista de la película) o con los sangrientos balazos que recibían los pistoleros del film, cuando en los spaghetti difícilmente se mostraban los efectos del impacto de las balas en el cuerpo de los muertos. Los villanos de la película son especialmente crueles y la escena inicial, en la cual un pobre hombre desarrapado es angustiosamente perseguido y asesinado por perros de caza, nos anticipa el gusto de Fulci por mostrar intensas y detalladas escenas violentas, junto a un ambiente triste y deprimente.

1968 - En 1968, un Fulci cansado de las comedias probó suerte en el género de misterio, con UNA SULL'ALTRA (Una Historia Perversa) película que le daría su primer éxito nacional e internacional. Filmada en EEUU, y mucho mas cerca de una película de suspenso a lo Hitchcock que del giallo estilo Mario Bava o Dario Argento, Una Historia Perversa, nos relata una serie de complots e intrigas que hace hincapié en el misterio y en los métodos de investigación policial, en detrimento de los crímenes. Un hombre (Jean Sorel) es hallado culpable de asesinar a su mujer, siendo condenado a la silla eléctrica por un crimen que puede o no haber cometido. Si bien el ritmo puede resultar por momentos un poco lento, la película cuenta con un sorprendente final, sólidas actuaciones (Jean Sorel, Elsa Martinelli, la sexy Marisa Mell, John Ireland) un gran presupuesto y una correcta labor de dirección, además de un cameo del propio Fulci, interpretando a un grafólogo.

1969 - El éxito de Una Historia Perversa parecía impulsar su carrera, pero la realización en 1969 de BEATRICE CENCI, una de sus películas favoritas, le generó grandes problemas. Protagonizada por Florinda Bolkan y ambientada en la Italia medieval, la película cuenta la historia real de una joven muchacha que asesina a su padre, un poderoso hombre de la Iglesia y del Estado que la sometía a tormentos y abusos sexuales. La chica, luego de ser torturada junto a su familia, acabará confesando. Tras ser ejecutada, será revindicada como una mártir por los campesinos. Esta visión negativa y crítica de la Iglesia Católica le hizo acreedor de críticas despiadadas y Beatrice Cenci fracasó en taquilla. Baste decir que, durante una proyección de la película a la cual Fulci asistió de incognito, el público entró en cólera y comenzó a gritar ¡Muerte al Director!. En este mismo y desgraciado año, su esposa se suicidó con gas, debido a que le habían hallado pólipos cancerígenos.

1971 - En 1971, Fulci dirigió su primer giallo en plena regla: UNA LUCERTOLA CON LA PELLE DI DONNA (Una Lagartija con Piel de Mujer), película que ostentaba el por entonces casi inevitable "título zoológico" habitual en el género, derivado de los primeros éxitos de Dario Argento, (El Pájaro de las Plumas de Cristal y El Gato de las Nueve Colas). En Una Lagartija con Piel de Mujer, Florinda Bolkan encarna a Carol, la hija de un importante político inglés, la cual sufre fascinantes, surrealistas y perversas pesadillas eróticas y terroríficas. Mucho mas ágil y atrapante que Una Historia Perversa, Una Lagartija con Piel de Mujer contó con una importante producción, actores de gran valía (de nuevo Jean Sorel, Florinda Bolkan, Stanley Baker, Alberto de Mendoza), una lograda banda sonora de Ennio Morricone y una dirección por momentos estilizada y muy lograda.

1972 - En 1972, llegaría su primer gran película y una de las mejores de su carrera: NON SI SEVIZIA A UN PAPERINO (Angustia de Silencio / Don’t Torture the Duckling). En un pequeño pueblo siciliano, un criminal asesina solamente a niños. Los pueblerinos están furiosos y ansían hacer justicia como sea, mientras la desorientada policía busca infructuosamente al asesino. Un periodista (Tomas Milian) investiga los crímenes y los sospechosos se van acumulando. Absolutamente lograda, con infinidad de detalles y escenas magistrales, Angustia de Silencio es sin duda uno de los mejores giallos italianos.
Las interpretaciones, descripción y composición de los personajes es excelente, destacando otra vez Florinda Bolkan en el papel de una "bruja" gitana, objeto de todas las sospechas; sin olvidar a Tomas Milian, Irene Papas, y una irresistiblemente perversa Barbara Bouchet. El sórdido entorno rural, con sus habitantes rudimentarios e ignorantes, está perfectamente conseguido. En esta ocasión, Fulci combinó una historia plausible, concreta y bien construida (algo poco habitual en posteriores películas) con una acertada sucesión de inolvidables escenas. Debido a su manifiesta carga anticatólica, la película debió soportar una limitada distribución, y nunca se proyectó en EEUU.
Muy destacable, además, la banda sonora de Riz Ortolani.

1975 - Aunque no sea una película de horror o de suspenso, sino un spaghetti western, I QUATTRO DELL'APOCALISSE (Cuatro Para el Apocalipsis) continuó ejemplificando el único, controvertido y obsesivo estilo de Lucio Fulci. Como en muchas ocasiones, Fulci tomó un género popular, con características bien definidas, y lo reconvirtió en algo muy personal, ambiguo, e intragable para muchos de los sorprendidos espectadores, que esperaban ver un spaghetti western "normal". Comenzando con un sangriento tiroteo inicial, la película nos narra las desventuras de un estafador (Fabio Testi), una prostituta embarazada (Lynne Frederick), un borracho crónico (Michael J. Pollard) y un hombre negro al borde del delirio. Este grupo se enfrentará a un cruel delincuente (Tomas Milian) quien humillará al grupo. La obsesiva violencia de Fulci se despliega en toda la historia, sin importar si la película pierde su ritmo o si algunas de las escenas sean estiradas hasta lo intolerable. He aquí el eje de la fascinación o repulsión del cine de Fulci, según el gusto del espectador.

Imagen Imagen

1977 - SETTE NOTE IN NERO (Siete Notas en Negro / The Psychic) resultó un punto interesante pero inferior en su carrera. Este film de misterio (un fracaso en taquilla) cuenta la historia de una mujer con poderes de clarividencia (Jennifer O’Neill) quien, en sus visiones, puede ver la muerte de otras personas. A pesar del suspenso y una buena producción, actuación, música, guión y correcta dirección (con algunas escenas bastante logradas), Siete Notas en Negro es una película muy formal (comparada con los parámetros de Fulci) que decepciona a quienes esperaban ver el habitual show de crueldad sobrecargado de brutales y fascinantes imágenes.

1978 - Con el muy violento pero flojo spaghetti western Montura de Plata (Sella D’Argento) protagonizado por Giuliano Gemma continuó su racha irregular, la cual culminó con su super hit internacional, llamado Zombi 2.

Imagen Imagen

1979 - En 1979, Fulci pasaba por otro de sus pésimos momentos: su nueva mujer alemana había desaparecido, robándole dinero, sufría una crisis económica, y una de sus hijas se había caído de un caballo y estaba mal. Por entonces, el éxito de George Romero, DAWN OF THE DEAD (El Amanecer de los Muertos, 1978) en Europa era enorme. Dario Argento, co-productor de la película, la había remontado y retitulado en Italia con el titulo de Zombi. Haciendo gala del habitual instinto explotation, tres productores (Gianfranco Couyomdjian, Ugo Tucci y Fabrizio de Angelis) se propusieron hacer una película que explotase el tema de los muertos vivos caníbales, y le encargaron a Dardano Sacchetti y su mujer Elisa Briganti que escribieran un guión sobre el tema. A la pareja de guionistas, la idea de plagiar Dawn of the Dead no le gustaba en absoluto, así que imaginaron una historia sobrenatural situada en una isla exótica que se contrapusiera al ambiente urbano del film de Romero. Asi nació La Isla de los Zombis, que luego se transformó en una secuela no oficial: ZOMBI 2 (AKA: Zombie), gracias a una idea caraduresca de Tucci. Este productor, eligió inicialmente a Enzo Castellari, pero este pidió 40 millones de liras, una enormidad para una producción de bajo presupuesto.
Fulci, con graves problemas económicos, aceptó por 6 millones. Con ZOMBI 2 (AKA Zombie, Zombie Flesh Eaters) nace la polémica en torno a si Fulci es un genio revolucionario del género o un copiador oportunista. En aquella ocasión, Dario Argento se ofendió con Fulci por el título explotativo, y este le contestó con una lista de varias peliculas con la palabra "zombie" en el titulo, diciéndole que los zombis pertenecían a Haití y a Cuba... no a Dario Argento.
Vayamos por partes, y seamos objetivos. Si bien el título Zombi 2 explota el éxito del título italiano del film de Romero, y si bien la película trata acerca de muertos vivos caníbales a los cuales se los mata destruyéndoles el cráneo, el film de Lucio Fulci se aparta del de Romero para crear una obra original y distinta, con una identidad propia. Fulci, pudiendo haberse conformado con copiar a Romero, sin introducir nada nuevo, partió de una concepción explotativa y la reconvirtió con sus propios elementos. A saber:
- Aca se plantea una historia de terror puro, con motivos y situaciones mucho más clásicas (vudú, científico que experimenta con muertos).
- Zombi 2 posee una ambientación exótica, misteriosa y siniestra, situada en Santo Domingo, frente a la urbana de Dawn of the Dead.
- Los zombis de Fulci son absolutamente distintos. En Zombi 2, vemos a unos inolvidables y artesanales zombis putrefactos y agusanados, excelentemente maquillados por el genial Giannetto de Rossi, que creó verdaderas obras de arte macabras en cada uno de ellos.
- Las escenas gore de Zombi 2, dejan en pañales a las mejores de Tom Savini. En esta película, Fulci y su guionista Sacchetti desataron toda su imaginación morbosa y crearon escenas nunca vistas y aun no igualadas. Créanme, no exagero.
- Los crímenes resultan espectaculares no solo por ser originales y sangrientos, sino por cómo están filmados.
- Finalmente, valga la redundancia, el final de la película resulta insuperable: el plano de una horda de zombis avanzando por el puente de Brooklyn, mientras el locutor de una radio relata la caótica situación, resulta inolvidable.
Zombi 2 fue un inesperado éxito internacional, superando en fama y fortuna al film de Romero. Los productores ganaron muchísimo dinero y De Angelis firmó un contrato con Fulci para producirle 5 películas en 5 años. Fulci, aunque no ganó mucho dinero, logró bastante fama. "El director es la última persona que ve algo de dinero en este negocio" diría el director. A partir de esta película, se convenció de explorar el género de terror. Ya no volvería ni a las comedias ni al western.
Zombi 2 marcó la unión de un grupo de colaboradores que trabajó, a partir de aquí, en las mejores películas de Fulci: el director de fotografia Sergio Salvati, el músico Fabio Frizzi, el guionista Dardano Sacchetti, el editor Vincenzo Tomassi, y el creador de FX Gianetto de Rossi.

1980 - A pesar de decidir involucrarse en el género de terror, su siguiente película, LUCA IL CONTRABBANDIERE (Luca el Contrabandista, 1980), fue un policial... al estilo Fulci.
Partiendo de una clásica historia de enfrentamiento de bandas mafiosas, típico del poliziotto italiano, Fulci excedió una vez mas los límites habituales del género, demostrando que su gusto por lograr escenas macabras y sanguinarias no tenía una motivación comercial o explotativa, sino que nacía del personal interés obsesivo del director de recrear imágenes crueles definitivas y totales que conservan aun todo su potencial, muchas veces en detrimento del argumento y del guión. Luca el Contrabandista es un catálogo horripilante de brutalidad mafiosa. Las balas de pistolas, escopetas y ametralladoras destrozan cráneos, gargantas y cuerpos.

Imagen Imagen Imagen

En 1980, Fulci volvió al género zombi que lo había hecho famoso con PAURA NELLA CITTA DEI MORTI VIVENTI (Pánico en la Ciudad de los Muertos Vivientes, AKA: La Paura, City Of The Living Dead, The Gates Of Hell). Un sacerdote se ahorca en un cementerio de la lovecraftiana ciudad de Dunwich, abriendo de este modo las puertas del infierno y haciendo que los muertos vuelvan a la vida. Este hecho es visionado por una médium (Catriona McColl) quien sufre un shock y, aparentemente, muere. Mas tarde será rescatada de ser enterrada viva por un periodista (Christopher George) y, junto a dos pueblerinos (Janet Agreen y Carlo de Mejo) intentarán cerrar las puertas del infierno.
Pánico en la Ciudad de los Muertos Vivos demostró la particular y ambigua manera de dirigir cine de Lucio Fulci. Por momentos irritante, extraño e incoherente, por momentos fascinante y genial, este film perturba la capacidad crítica del espectador avezado, que asiste mas a una sucesión de imágenes que a una película, cuya línea argumental se ramifica y desdibuja hasta casi desaparecer. Muchos de los eventos que suceden permanecen sin explicación. Los zombis por momentos actúan como los habituales muertos vivientes caníbales, aunque también aparecen y desaparecen como fantasmas. La manera de eliminarlos, también es ambigua; aquí no hay disparos a la cabeza: mientras que una zombi es eliminada al atravesarle una vara de metal, otra es espantada... ¡tan solo con el acto de cerrar los ojos con fuerza, en un intento de ignorarla!. Fulci pierde la línea argumental (si alguna vez se preocupó en tenerla) y la coherencia interna brilla por su ausencia.
En el final más desconcertante de la historia. Inicialmente, la película tenia un final feliz, pero, en el rollo fílmico, había una impureza en la imagen. Era como si la misma se quebrase... Entonces, Fulci (que no le gustaba el final feliz) y su editor Tomassi cambiaron el final feliz por uno macabro y ambiguo. Así de simple.
Pero si por un lado la película es incoherente, incomprensible y absurda, por otro lado es... simplemente fascinante.

IL GATTO NERO (El Gato Negro, 1980) fue su siguiente película, y una gran decepción. Patrick Magee interpreta a un psíquico que busca grabar las conversaciones de los muertos en los cementerios (¡!). Además, tiene el poder de dominar la mente de su gato negro, al cual utiliza para asesinar a sus enemigos. Una fotógrafa (Mimsy Farmer) y un polícia (David Warbeck) investigan los hechos.
Retazos de La Verdad sobre el Caso de Mr Valdemar se mezclan con retazos de El Gato Negro, para acabar configurando un pastiche agradable pero muy insatisfactorio. El film tiene muchos baches argumentales y escenas sin interés. A pesar de que la película muestra varios asesinatos violentos y logrados, ninguno llega al nivel sangriento y elaborado que podía esperarse de Fuici y el final es muy flojo. Al menos, la música de Pino Donaggio es excelente, como lo es la fotografía de Sergio Salvati. Siendo Fulci un apasionado de Edgar Allan Poe, se esperaba mucho mas de la película, aunque, comparada con la mayoría de las adaptaciones cinematográficas de la obra del genio norteamericano, sale bastante bien librada.

Imagen Imagen

1981 - L'ALDILA (El Más Allá 1981, AKA: The Beyond, Seven Doors of Death) es, sin lugar a ninguna duda, la obra maestra de Lucio Fulci y, para el que esto suscribe, el mejor film de horror de la historia.
La película comienza en Louisiana, en el año 1920. En un hotel, una turba enfurecida tortura, crucifica y empareda a un pintor de apellido Schweick (Antoine Saint-John) al cual acusan de brujo mientras Emily, una misteriosa muchacha ciega (Cinzia Monreale) recita tenebosas profecías del libro de Eibon, el cual afirma que el hotel esta situado sobre una de las siete puertas del infierno y que, cuando se abra, el mal invadirá el mundo. Ya en 1981, Liza (Catriona MacColl) hereda el hotel. Mientras espantosas muertes inexplicables comienzan a suceder, Liza conoce al Dr John Mc Cabe (David Warbeck) quien permanece escéptico ante sus temores. Emily (para quien el tiempo no transcurrió) entra en contacto con Liza, advirtiéndole sobre el peligro que corre de permanecer en el hotel. John y Liza acabarán enfrentándose a hordas de muertos vivientes, y traspasarán el mas allá.
En El Mas Allá los personajes son asesinados y los cadáveres se acumulan en la morgue sin que nadie investigue los crímenes. "Pura anarquía". "Mi idea era hacer un film absoluto. El Mas Allá es un film sin argumento, no hay lógica, solo una sucesión de imágenes" dijo Fulci sobre la película. Nada más acertado.
El Mas Allá es un apasionante resumen amplificado de absolutamente todas las morbosas obsesiones del director: salvajes ataques de animales, un apasionante clima mágico, fantástico e irreal, horripilantes muertos vivientes y obsesivos planos detalle a los rostros y ojos de los protagonistas...
La apocalíptica imaginería irreal y salvaje de Fulci es acompañada por la mejor banda sonora de Fabio Frizzi, una genial fotografía de Sergio Salvati, un guión trepidante de Dardano Sacchetti, y unos FX ultra explícitos y horripilantes de Gianetto de Rossi. Una obra maestra irrepetible y otro gran éxito internacional, que enriqueció aun más al amarrete productor De Angelis. Sacchetti no se equivocó al decir que El Mas Allá es un milagro ya que, realmente, el presupuesto y las condiciones de trabajo eran bastante apretados. Tanto lo eran, que para la escena final, no había dinero para extras. El equipo técnico debió recoger vagabundos y borrachos de la calle y darles alcohol para que se quedasen quietos e inconscientes mientras eran filmados.

Imagen Imagen

1981 - QUELLA VILLA ACCANTO AL CIMITERO (La Casa Cercana al Cementerio 1981, AKA The House By The Cemetery), ha sido acusada de prácticamente no tener argumento y de ser terriblemente errática y ambigua... lo cual es cierto.
Fulci buscaba ser ambiguo adrede, y pocas veces le interesó plasmar un argumento y situaciones comprensibles. Mucho menos culminó sus películas de manera simple y entendible, ni tener límites o medias tintas a la hora de filmar asesinatos y situaciones sádicas. Esa cadencia lánguida y morbosa, donde un hecho espantoso supera progresivamente a otro y donde el límite se corre hasta lo insospechable, creando un crescendo emocionante hasta culminar de manera inconcebible, es la esencia misma del cine de Lucio Fulci. Tómelo o déjelo.
Ambientada en una tétrica mansión de Boston, la película comienza con el sangriento asesinato de una muchacha y su novio por parte de un misterioso hombre. El Dr Norman Boyle (Paolo Malco), junto a su esposa Lucy (de nuevo Catriona McColl) y su hijo Bob (Giovanni Frezza) parten a la casa para investigar el suicidio de un científico. Mae, una enigmática niña pelirroja (Silvia Collatina) le advierte a Bob sobre los siniestros peligros que acechan en la mansión, en la cual tendrán lugar acontecimientos espantosos.
En un clima muy similar a El Mas Allá (tétrica ambientación sobrenatural, presencia misteriosa que advierte sobre el peligro inminente, sucesión de crímenes aberrantes, ataques violentos de animales, personajes enigmáticos, insistentes planos detalles de los rostros y ojos de los actores).
La Casa Cercana al Cementerio fue, lamentablemente, la última gran película sobrenatural de Fulci. Ahora bien, si el espectador desea disfrutar de ella, deberá pasar de largo la incoherencia de la historia, la extraña ominosidad inexplicable de los personajes, lo absurdo de algunas situaciones y algún diálogo ridículo.
Resulta claro que Fulci y Sacchetti no se preocupaban por que sus personajes reaccionasen de manera esperable. De hecho, todos los films de Fulci se plantean como trampas macabras, en las cuales sus protagonistas quedarán inexorablemente atrapados. Cuando los personajes trasponen el umbral de lo desconocido, ya no hay vuelta atrás. En La Casa Cercana al Cementerio, resulta imposible detener al increíble Dr Freudstein (¡que nombre!) el cual emerge periódicamente del sótano de la mansión en busca de victimas, a las cuales (no se explica como) les extrae sus células (¡!) para sobrevivir.
De nueva, la película resulta un festival de escenas terriblemente gore y sádicas nunca vistas.
A destacar, finalmente, la excelente fotografía de Sergio Salvati y la acertada música del desconocido Walter Rizzatti.

Imagen Imagen

1982 - En 1982, llegó una de las películas mas criticadas y polémicas de Fulci: LO SQUARTATORE DI NEW YORK (El Destripador de New York AKA: The New York Ripper).
El director de la BBFC (British Board of Film Classification, es decir, la censura británica), la definió como "una película obscenamente ofensiva que destila la misoginia mas brutal proyectando toda su violencia contra la mujer". El Destripador de New York se encuentra desde 1984 en el manual de la BBFC como el ejemplo a seguir para que una película sea calificada como "Video Nasty" (Literalmente, videos repugnantes: aquellos films que, por su contenido sexual o violento, ni siquiera podían ser censurados. Directamente, se prohibía su exhibición y distribución, so pena de prisión efectiva). El Destripador de New York, fue la primera de la lista.
Despegándose del ambiente misterioso y sobrenatural que enmarcaba sus anteriores películas de horror, El Destripador de New York fue una especie de mezcla perversa y sádica de giallo clásico con el psycho killer gore norteamericano de principios de los 80. El perturbador resultado es un film políticamente incorrecto e inaguantable para espectadores sensibles e inclusive para muchos fans del cine de horror mainstream.
La historia es simple y sencilla: un asesino psicópata tortura, mutila y asesina de manera aberrante a jóvenes, bellas, y liberales mujeres de New York. El asesino, cuando está por cometer un crimen, habla como el pato Donald. El teniente Fred Williams, (Jack Hedley) persigue al asesino, ayudado por el psicólogo Paul Davis (Paolo Malco).
Como en casi todo el cine de Fulci no importa lo QUE pasa, ni mucho menos PORQUE pasa, sino COMO pasa. El móvil del psicópata, es develado de manera atropellada al final de la película, como sucedía en La Casa Cercana al Cementerio.
Para El Destripador de New York, Fulci tenía un muy buen guión de Gianfranco Clerici y Vincenzo Mannino que le prestaba mas atención a la personalidad y motivación del asesino que al suspenso, a los asesinatos y a los hechos macabros. Pero a Fulci no le gustaba, ya que solo quería concentrarse en la mecánica del giallo y en los crímenes. Entonces, recurrió a Sacchetti quien, en pocos y apresurados dias, le hizo un guión "a su medida".
Y realmente fue a su medida. Si a Fulci le faltaba quebrar algún tabú o extender un poco mas los límites, sin duda en esta película lo logró. Nunca un arma blanca hirió la piel de sus víctimas como en El Destripador de New York. El sadismo y crueldad de Fulci llega a su máximo punto, obviamente todo filmado en primerísimos planos y los elementos sexuales de la película también son bastante explícitos y sádicos. En esta película, ni los niños se salvan.
Una consideración final. Todo el mundo se ha preguntado porque el psicópata chilla como un pato. Muchos han visto en ello un hecho ridículo y sin sentido. La explicación más superficial viene del propio argumento: la paralítica hija del psicópata tiene un muñeco del Pato Donald sobre su mesa de luz. De acuerdo a la delirante explicación del psicólogo, al psicópata "el pato le quebró la mente. Eso pasa al tratar de borrar el sentimiento de culpa. El criminal puso toda la culpa en el pato. El pato era el vengador de su hija, la cual no llegaría a ser como las otras mujeres".
Fulci parece dar esta explicación "de cumplimiento" para que la película, de alguna manera, cierre. Pero, si prestamos atención, descubrimos un hecho muy habitual dentro del cine italiano: el autorreferencialismo. En Angustia de Silencio, una niña deficiente mental (la cual casi es asesinada por el psicópata) siempre llevaba un muñeco del Pato Donald, del cual solo es hallada su cabeza cuando la niña desaparece (de ahí el titulo italiano, Non Si Sevizia un Paperino = No Toturen al Patito). En El Destripador de New York, la niña mutilada y enferma también posee un muñeco del Pato Donald, que parece el mismo de Angustia de Silencio. Fulci establece sórdidas conexiones y guiños entre ambas películas, solo revelables para sus verdaderos seguidores.

Imagen Imagen

1982 – IL MALOCCHIO (Manhattan Baby, AKA Evil Eye) marcó el comienzo de una caída de la cual Fulci se recuperaría, solo parcialmente, varios años después. Para decirlo de alguna manera, Fulci hizo Manhattan Baby de mala gana, ya que estaba cansado de De Angelis y debía cumplir con el contrato de 5 películas en 5 años. "Cada film que hice ha sido producido por gente a la cual no le importaba un carajo el cine", diría Fulci sobre sus productores. Ese mismo año, Fulci había coproducido El Destripador de New York con De Angelis. La película había sido un gran éxito en Italia pero aparentemente no había sido exitosa internacionalmente. Entonces, Fulci cobró algo de dinero y rompió su relación con De Angelis. Lo cierto, es que la película había tenido un importante éxito internacional y De Angelis había ganado muchísimo dinero en preventas, lo cual ocultó a un Fulci al cual no se le daban muy bien los números. Con los films de Fulci, De Angelis se hizo millonario, y Fulci no fue retribuido como merecía. Tras separarse de De Angelis y luego pelearse con Sacchetti, fue perdiendo a muchos de sus colaboradores habituales, con quienes había establecido un armonioso grupo de trabajo. Ya nada volvería a ser lo mismo.
Manhattan Baby comienza con un grupo de arqueólogos encabezado por el profesor George Hacker (Christopher Connelly) quienes, tras evitar diversas trampas descubren una tumba secreta. Al hacerlo, Hacker queda ciego y libera una especie de espíritu maligno que poseerá a su hija a través de un medallón que recibe de una enigmática mujer. Ya en New York (una ciudad que fascinaba a Fulci) se suceden misteriosos asesinatos.
Manhattan Baby es una película muy floja, solo salvada por la música de Fabio Frizzi (aunque en parte es la misma de El Mas Alla), por la excelente fotografía y por algunos toques acertados de Fulci, el cual mantiene su destreza en crear cautivantes escenas sobrenaturales.
Lo cierto es que Manhattan Baby está llena de tópicos y situaciones estúpidas hasta ese momento inhabituales en el cine de Fulci: idas y venidas aburridas y sin gracia, asesinatos flojos, poco elaborados y sorprendentemente light y necios personajes de relleno que hacen bromas y provocan sustos fallidos al mejor estilo de los peores psycho-killers Made in Usa. Como dijo Fulci, "Una película terrible"; en la peor de sus acepciones.

Imagen Imagen

1983 - En 1983 comenzó una fase errática en la carrera de Fulci, coincidente con los cambios de la industria exploitation italiana de la cual no se pudo sustraer (como si lo hizo Darío Argento).
Ese año, las imitaciones de Conan el Barbaro y de Mad Max estaban en Italia a la orden del día. CONQUEST (AKA: La Conquista) fue el aporte de Fulci a la onda Conan.
Coproducida con México y España y protagonizada por la estrella mexicana Jorge Rivero, La Conquista cuenta el prehistórico relato acerca de dos guerreros, Mace e Ilias (Jorge Rivero y Andrea Occhipinti) que se enfrentan a la malvada bruja Ocron (Sabrina Siani) y a su ejército de zombis, ogros y hombres lobo.
La Conquista es sin duda la mejor exploitation italiana de Conan. La música de Claudio Simonetti es muy efectiva y la neblinosa y siniestra ambientación creada adrede por Fulci resulta muy acertada, como lo son las terribles escenas gore de la película, muchísimo mas violentas de lo habitual en este género.
A pesar del bajo presupuesto, algunos monstruos y zombis están muy bien realizados. Como no podía ser de otra manera, Fulci nos regala escenas sádicas y muy gratuitas.

Imagen Imagen
-Material editado solamente en DVD hasta la fecha-.

I GUERRIERI DELL’ ANNO 2072 (Los Guerreros del Año 2072, 1983. AKA: The New Gladiators) fue otra exploitation de The Road Warrior (1982) con algunas ideas originales: en el año 2072, un canal de tv en desesperada búsqueda de rating, produce una versión moderna del coliseo romano, con motoristas armados, usando asesinos convictos para su macabro show.
De nuevo, el bajo presupuesto se nota, especialmente en las maquetas que buscan parecer una Roma futurista. Por lo menos, cierta trama de suspenso, el agradable casting (Fred Williamson, Claudio Casinelli, Renato Rossini), la lograda banda sonora de Riz Ortolani, la buena fotografía y algunas escenas gore (pocas pero salvajes) en la arena futurista salvan a una película por momentos muy lenta, no muy lograda, poco inspirada y con un final olvidable. Un Fulci desganado, que trabajaba para comer, seguía atrapado en las modas del momento.

1984 - En 1984, Fulci filmó MURDEROCK (Murderock-Uccide a Pazzo di Danza, AKA: Murder Rock-Dancing Death, Giallo a Disco). Inicialmente, había pensado un interesante giallo acerca de una mujer que "inventa" la figura de un criminal para vengarse de una persona que la hirió en el pasado. Sin embargo, el productor Augusto Caminito le obligó a introducir escenas musicales y una banda sonora de Keith Emerson, gracias al éxito de Flashdance (1984), lo cual a Fulci no le hizo ninguna gracia. Entonces, el director debió ambientar la historia en una academia de baile moderno.
Aun con los agregados impuestos, la película es muy agradable, aunque sea ignorada y despreciada por algunos de sus fans. En Murderock, tenemos una trama misteriosa, una gran fotografía que por momentos hace recordar a los mejores films de Mario Bava, un reparto muy sólido (Olga Karlatos, Claudio Cassinelli, Ray Lovelock), interesantes personajes, un ritmo entretenido y asesinatos escabrosos, aunque no gore. El criminal, hunde lentamente en el pecho de sus víctimas (todas mujeres, faltaría mas) una especie de punzón ornamentado. La dirección de Fulci vuelve a ser muy estilizada, regalándonos escenas oníricas que recuerdan a Una Lagartija con Piel de Mujer.
Incluso, introduce algún acertado chiste de humor negro, junto a escenas macabras efectivas, como el plano del punzón atravezado sobre un canario muerto. En resumen, Murderock es una buena película; eso si, muy lejos de las mejores de Fulci.

Imagen

1985 - En 1985 Fulci no dirigió ninguna película. Su mala salud se lo impidió, ya que sufrió una hepatitis viral que derivó en una cirrosis. Además, debió soportar una operación a corazón abierto. "Mucha gente me dió por muerto" dijo Fulci, y con razón...

1986 - Al año siguiente regresó con un género que nunca había tocado: el thriller erótico; quizás porque era la época de 9 Semanas y Media.
IL MIELE DEL DIAVOLO (La Miel del Diablo, 1986. AKA: Dangerous Obsession, The Devil’s Honey) comienza con la perversa historia de amor de una pareja que vive al límite: la hermosa Cecilia (Blanca Marsillach) y Gaetano, su novio músico (Stefano Madia). Luego de un absurdo accidente, Gaetano es hospitalizado y debe ser operado por el Dr Guido Domenici (Brett Halsey) quien sufre de impotencia y mantiene una relación traumática con su mujer Carol (la sexy Corinne Clery). Durante la intervención, sus problemas no le permiten concentrarse, y el médico opera torpemente, matando indirectamente a su paciente. Cecilia, lo culpa por la muerte de su novio y rapta al doctor, sometiéndolo a todo tipo de humillaciones. Entre ellos nacerá una relación sadomasoquista de amor-odio.
Si alguien podía hacer que un thriller erótico sea realmente siniestro y que una escena sexual pueda tornarse terrorífica, ese era Lucio Fulci. Con La Miel del Diablo pasó lo mismo que con Murderock. Muchos de sus fans, acostumbrados a sus sangrientos terrores gore y sádicos, no aceptaron ni aceptan esta película. Una pena, ya que en La Miel del Diablo Fulci demostró que podía impactar y herir al espectador sin necesidad de gore explícito.
Como el propio Fulci explicó, La Miel del Diablo "es un film acerca de la desesperación y la miseria masoquista". Consecuentemente, el ambiente y los personajes son irremediablemente miserables, patéticos y masoquistas. La sensual pero triste banda sonora de saxo acentúa un clima decadente, donde la tragedia (como en casi todos los film de Fulci) será inevitable. La relación sadomasoquista que se establece entre Cecilia y el doctor es realmente morbosa y sórdida.
No conforme con hacer un thriller erótico "normal" Fulci agrega ciertos elementos pseudo sobrenaturales realmente perturbadores. Sin duda, La Miel del Diablo es un thriller erótico único.

1987 - Con AENIGMA Lucio Fulci volvió al terror sobrenatural y al gore, con una historia realmente muy poco original: Kathy (Milijana Zirojevic), el típico "patito feo" de una escuela femenina, sufre un accidente y queda en coma durante una excesiva broma armada por sus compañeras. Mientras yace en un hospital, utiliza sus poderes psíquicos para poseer a Eva, una nueva y hermosa estudiante (Lara Naszinsky), la cual será el vehículo para su sangrienta venganza.
Como se habrán dado cuenta, esta coproducción italo-yugoeslava es la típica historia de venganza paranormal juvenil al mejor estilo Carrie (1976).
El ritmo de la película es totalmente previsible y por momentos aburrido, ya que Fulci pierde demasiado tiempo en conversaciones estudiantiles y en escenas románticas innecesarias. La música no es la gran cosa y los actores y personajes cumplen, sin destacarse demasiado. El típico clima estudiantil adolescente de intrigas, amoríos y cotilleos tan habitual en los psycho killer norteamericanos.
Afortunadamente, el director todavía conservaba su mano única para filmar escenas lúgubres y violentas. Los planos que muestran a la malherida Kathy yaciendo en el hospital mientras ríe al visionar su venganza, son macabramente efectivos, como lo son los sobrenaturales asesinatos de la película, algunos de ellos nunca vistos.
Aenigma merece verse.

Imagen Imagen
-Material editado solamente en DVD hasta la fecha-.

1988 - Durante años Fulci había planeado hacer una secuela de su gran éxito Zombi 2, la cual quería filmar en 3D. Cuando en 1988 finalmente lo hizo (aunque aparentemente solo se vio en 3D en Italia), el resultado fue terriblemente decepcionante.
Filmada en las Filipinas, ZOMBI 3 (1988) comienza con un grupo de terroristas que atacan una base estadounidense para robar un tubo que contiene un ultra secreto y poderoso gas creado como arma bacteriológica. Solo un terrorista logra sobrevivir e intenta huir con el arma, la cual es alcanzada por una bala de sus perseguidores, produciendo una fuga del gas que daña al terrorista. Cuando el ejército lo encuentra muerto, comete el error de quemar el cuerpo. Sus cenizas contaminarán el aire, produciendo una plaga de aves asesinas y convirtiendo a la gente en zombis caníbales.
Luego de 5 insoportables semanas, Fulci abandonó la dirección de la película, siendo remplazado por Bruno Mattei y Claudio Fragasso. Es casi imposible saber cuantos minutos dirigió cada uno. Fulci siempre declaró que "Muy, muy poco del producto terminado es mio" pero también dijo que "En la pantalla pueden verse solo 50 minutos dirigidos por mi".
Fragasso afirma que, junto a Bruno Mattei, dirigió "escenas integrativas", agregando que, por su parte, también filmó las escenas con zombis, muertes truculentas, ataques y militares. Entretanto, sostiene que Fulci rodó el resto del film y las partes con los actores. Lo cierto es que lo que filmó Fulci no alcanzaba para completar la película. Entonces, Fragasso eliminó varios minutos de su trabajo y pegó de manera mas o menos coherente nuevas escenas filmadas por el y Mattei.
Este caótico collage de escenas se nota claramente en la película: mientras que, por momentos los zombis se desplazan lentamente al mejor estilo Fulci, en otras ocasiones corren velozmente, pegan trompadas y portan machetes.
Si bien reconocemos que no se sabe exactamente cuantos minutos y que escenas filmó cada director, la verdad es que Zombi 3 se parece mucho a Apocalipsis Canibal (1980, AKA Virus, Hell of the Living Dead) dirigida por Mattei y Fragasso, y nada a Zombi 2.
A pesar de la caótica realización, Zombi 3 consiguió ser un film de zombis realmente divertido y por momentos bastante brutal. Los FX, si bien demuestran el bajo presupuesto del film, son acertadamente repulsivos.
La divertida música de Stefano Mainetti, la neblinosa y colorida fotografía, las muy bien filmadas escenas de acción sangrienta y algún detalle curioso, hacen que Zombi 3 sea un festín para los amantes del gore y los zombis. Ahora bien, si se la compara con las buenas películas de Fulci, sale perdiendo, y por mucho.

IL FANTASMA DI SODOMA (Los Fantasmas de Sodoma, 1988, AKA Sodoma’s Ghosts) fue una de las peores películas de Fulci, por merito propio. El propio Fulci lo reconoce, diciendo que es "una muy mala película". Filmada para la Tv, el film cuenta la historia de un grupo de adolescentes de vacaciones que, luego de arribar a un viejo castillo, son aterrorizados por los fantasmas de unos oficiales nazis asesinados mediante un bombardeo cuando disfrutaban de una orgía.
El bajo presupuesto televisivo se nota demasiado, pero eso no es excusa para el ritmo cansino y aburrido, la falta de acción y la profusión de prescindibles desnudos y vacuos diálogos de relleno. Fulci dirigió con desgana. Solo se concentró en elaborar algunas pocas escenas, eso sí, muy logradas. Fulci repitió algunas ideas y obsesiones suyas, como cuando los muchachos quieren huir en coche, pero siempre terminan volviendo al mismo lugar (¿recuerdan el final de El Mas Alla?). Lamentablemente, todas esas situaciones acertadas no alcanzan para que Los Fantasmas de Sodoma emerja de la mediocridad. Inclusive, el final es el peor de todos lo films de Fulci.

Imagen Imagen
-Material editado solamente en DVD hasta la fecha-.

Afortunadamente, QUANDO ALICE RUPPE LO SPECCHIO (Cuando Alicia Rompió el Espejo, 1988. AKA: Touch of Death, When Alice Broke the Mirror) a pesar de ser otro film televisivo, es otra cosa.
El bajo presupuesto, otra vez se nota. En esta ocasión, Fulci, contra toda previsión, decidió hacer algo que nunca había hecho: una negra comedia gore, sorprendiendo a los espectadores acostumbrados a sus serios y ominosos terrores. El resultado es un film grotesco, brutal y, para algunos, de muy mal gusto y profundamente misógino.
Lester Parson (Brett Halsey) es un solitario gigoló que seduce mujeres de mediana edad (especialmente desagradables) para luego asesinarlas con el objeto de quedarse con su dinero, el cual nunca le alcanza ya que un jugador compulsivo. Todo va bien (para el) hasta que alguien comienza a acosarlo mediante llamadas telefónicas y dejando pruebas sobre su identidad en la escena de los crímenes.
El comienzo de la película deja bien en claro el tono de la misma: en un sótano, Halsey descuartiza con una motosierra a una muchacha desnuda. Luego, mientras canta alegremente, pica su carne y se hace un bistec, dándole un pedazo a su gato y tirándoles los restos a sus cerdos.
La buena banda sonora de Claudio Maria Cordio, las logradas interpretaciones, el buen ritmo, la retorcida y sádica dirección de Fulci y los grotescos y graciosos personajes ayudan a que la película sea un entretenimiento salvaje, por momento lúgubre, políticamente incorrecto y no apto para todos los gustos.

1989 - En 1989, Fulci siguió trabajando para la cada vez mas omnipresente Tv italiana, colaborando con dos películas de la serie "Houses of Doom" que compartió con Umberto Lenzi, el cual aportó otras dos. De las dos películas de Fulci, LA DOLCE CASA DEGLI ORRORI (La Dulce Casa de los Horrores, AKA Sweet House of Horrors) fue realmente desconcertante y decepcionante.
La otra, LA CASA NEL TEMPO (La Casa nel Tempo, AKA: House of Clocks) fue bastante mejor.
La Dulce Casa de los Horrores comienza de manera realmente bestial, sobre todo teniendo en cuenta que es un film televisivo. Una felizmente casada pareja es brutalmente asesinada en su casa por un delincuente que había ingresado a robar. La peor parte la lleva (como no) la mujer, a la cual le destrozan el rostro a golpes haciéndole saltar los ojos. La pareja volverá de la muerte como fantasmas para proteger a sus huérfanos hijos del delincuente que los asesinó y de otras amenazas humanas.
Lo increíble de la película es el ritmo y estilo que adoptó Fulci para narrarla. Luego del ultraviolento comienzo, la película se vuelve una especie de cuento de hadas terriblemente insulso al estilo de una morosa película de Disney, con cursis escenas lacrimógenas y pasos de comedia francamente estúpidos. Entre los interminables y patéticos enredos y situaciones cómicas, Fulci agrega algún que otro asesinato salvaje, filmado con su habitual presteza.
La Dulce Casa de los Horrores es francamente una película inexplicable, y una de las peores de toda la filmografía de Fulci.
La Casa del Tiempo es mucho mejor: tres jóvenes delincuentes (dos chicos y una chica) roban y asesinan a una perversa pareja de ancianos y a su lúgubre jardinero en una apartada casa llena de relojes antiguos que poseen vida propia. En esa casa, el tiempo no corre de manera habitual: cuando lo relojes comiencen a andar hacia atrás, los ancianos y el jardinero volverán de la muerte y aterrorizarán a los jóvenes. Decimos perversos ancianos, porque tienen a sus sobrinos muertos y semiputrefactos escondidos en el sótano.
Como en todas sus películas televisivas, Fulci contó con un presupuesto bajo que limitó su imaginación y las posibilidades de hacer un film más elaborado. Sin embargo, La Casa de los Relojes es muy superior a Los Fantasmas de Sodoma y a La Dulce Casa de los Horrores. Aquí, Fulci planteó una historia de horror sobrenatural muy siniestra y efectiva que, mezclada con un clima irreal que recordaba por momentos a sus mejores películas y a un humor negrísimo, terminan configurando un film mas que agradable.
La fotografía de Nino Celeste, llena de contrastantes verdes, azules y rojos, recordó por momentos el mejor cine de Mario Bava y la triste y tétrica banda sonora de órgano de Vince Tempera (verdadero nombre de Fabio Frizzi) es excelente.

Imagen Imagen
-Material editado solamente en DVD hasta la fecha-.

1990 – VOCI DAL PROFONDO (Voces del Mas Allá, AKA: Voices From Beyond) es uno de los films mas oscuros de toda su filmografía... y eso es decir mucho. Si muchas de sus anteriores películas pueden ser acusadas de ser demasiado extrañas y ambiguas, formalmente indefinidas, o de tener resoluciones enrevesadas e incomprensibles, Voces del Mas Allá se lleva el primer premio. Pareciera que al final de su carrera, Fulci decidió romper los pocos lazos que lo ataban a una filmografía mínimamente comercial, racional o "esperable", realizando básicamente lo que le pasaba por la cabeza, siempre dentro de sus limitaciones presupuestarias. Lo que pudiera pensar un tipo de espectador mas amplio y general parecía no importarle. Su etapa "exploitation" ya había acabado. Sus últimas películas apuntaban a un público limitado, capaz de disfrutar con films tan singulares como este.
Giorgio Mainardi (Duilio del Prete) es un maduro e irritante millonario que muere por una hemorragia estomacal luego de una agonía espantosa. Su allegados parecen realmente felices con su muerte, salvo su paralítico padre y su apesadumbrada hija Rosy (Karina Huff) la cual se hallaba distanciada de el. El fantasma de Giorgio, vuelve del más allá con la convicción de haber sido asesinado. Entonces, entra en contacto con su hija para que lo ayude a hallar la verdad. La película se basó en un relato de Fulci publicado en la Gazzeta de Firenze.
Una vez más, el film fue una sucesión de escenas fascinantes y macabras, antes que una película lineal y coherente. Para disfrutarla, el espectador debe dejarse llevar por la lánguida inacción de la película y gozar con su sucesión de imágenes oníricas. Ahora bien, si busca el ritmo habitual de un film de horror con su típico enfrentamiento bien vs mal, o si espera que las situaciones se resuelvan de un modo mínimamente esperable o lógico, estará perdido. La coherencia del cine de Fulci es una coherencia interna, propia de su particular cine, que puede llegar a descifrarse si uno ha visto todas sus películas... y a veces, ni así.
La atmósfera de Voces del Mas Allá, es una de las más logradas por el director, acompañada por una gran fotografía y una genial banda sonora de órgano de Stelvio Cipriani que remite por momentos a una canción de cuna siniestra. El clima es totalmente onírico, sobretodo debido a que el fantasma de Giorgio, de hecho, no asesina a nadie, sino que aparece en los sueños de sus victimarios, generándoles horripilantes pesadillas.
Voces del Mas Allá fue una de las películas más queridas y personales de Fulci. Prueba de ello es que al final aparezca su firma, junto con una dedicatoria a "mis pocos amigos de verdad, como Clive Barker y Claudio Carabba".

1990 - DEMONIA significó el regreso a un cine de terror "mas normal" (siempre dentro de los parámetros de normalidad de Fulci). La película comienza en Sicilia, siglo XVI, con una turba furiosa crucificando y emparedando a cinco monjas acusadas de herejía. Ya en el presente, los diabólicos espíritus de las monjas son liberados accidentalmente por una expedición arqueológica y poseen a Liza (Meg Register), desencadenando una masacre en el pueblo.
Demonia parece una puesta al día de varios elementos de los mejores films sobrenaturales de Fulci: la atmósfera onírica y la crucifixión inicial parecen sacados de El Mas Allá. La sesión de espiritismo siguiente, es muy similar a la de Pánico en la Ciudad de los Muertos Vivos. De hecho, el regreso de los obsesivos planos detalle de ojos y rostros y el festival ultragore sádico consiguiente parecen hacernos retroceder diez años atrás.
A pesar de ser una buena película, por momentos Demonia solo parece un desdibujado intento de Fulci por recuperar la grandeza de sus films pasados. Si bien la música y los FX están conseguidos, son muy inferiores a los de su mejor época. Los actores cumplen bien su rol (sobretodo Meg Register, Brett Halsey y Franco Diogene) pero, lamentablemente, la película cuenta con varios baches rítmicos y diálogos y personajes intrascendentes. Incluso, el final es demasiado abrupto, causando una gran decepción. Fulci hace su cameo mas largo hasta el momento, como inspector de policía.

Imagen Imagen
-Material editado solamente en DVD hasta la fecha-.

UN GATTO NELL CERVELLO (Un Gato en el Cerebro, 1990, AKA Cat in the Brain, Nightmare Concert) generó criticas totalmente enfrentadas entre los fans. Para algunos, era un clásico instantáneo, una obra maestra y la película más gore de Fulci. Para otros, era una película patética.
Veamos de qué se trata la historia. Un director de cine de terror (el propio Lucio Fulci) sufre constantes y horripilantes alucinaciones, cuyo origen son las sangrientas películas que dirigió durante su carrera. Para volver a la cordura, recurre a un psiquiatra (David Thompson), el cual resulta ser un asesino serial que lo manipulará para sus propios fines.
La causa de la polémica son la mayoría de las escenas gore de la película, las cuales ocupan por lo menos la mitad del metraje. Casi todas ellas, fueron recicladas de dos films anteriores de Fulci (Los Fantasmas de Sodoma y Cuando Alicia Rompió el Espejo) y de una serie de films ultra violentos que Fulci solo presentó y ocasionalmente supervisó: No Torturen a los Niños, de Giovanni Simonelli; Masacre, de Andrea Bianchi; Fuga de la Muerte, de Enzo Millioni, Psicópata Sangriento; de Leandro Luchetti; y No Tengan Miedo de la Tia Marta, de Mario Bianchi.
Las personas que habían visto esos films (los cuales son muy poco conocidos y difíciles de conseguir) se sintieron decepcionadas y estafadas al ver una película en la que por lo menos la mitad del metraje era "repetido". Los fans que no vieron esas películas, se alegraron por disfrutar de una catarata interminable de escenas aberrantes, pensando que el metraje era nuevo. Incluso hay quienes que, a pesar de saber el origen de esas escenas, se encuentran encantados de ver a su ídolo como protagonista, yendo de aquí para allá y reflexionando de manera ingeniosa sobre su carrera y sobre el cine de terror.
Un Gato en el Cerebro resulta solo disfrutable para los más acérrimos fans de Fulci y para los amantes del gore ultra explícito. El Gato en el Cerebro es un film imprescindible para los fans de Fulci, pero francamente podría haber sido mucho mejor. El hecho de utilizar tantas escenas de otras películas es decepcionante y muy criticable.

1991 – LE PORTE DEL SILENZIO (La Puerta del Silencio, AKA El Enigma De La Muerte, Door Into Silence) fue su última película y, desgraciadamente, la peor.
Melvin Deveraux (John Savage) es un exitoso hombre de negocios que queda atrapado en un embotellamiento causado por una procesión fúnebre. Pronto, se verá perturbado por las misteriosas apariciones de una bella mujer negra y por un coche fúnebre que lo perseguirá sin tregua.
Basado en un relato de Fulci, La Puerta del Silencio fue un completo bodrio y un terrible fracaso en taquilla. La película parece un relato al estilo de La Dimension Desconocida, estirado hasta el hartazgo. El propio Fulci lo sabía antes de hacerla, y le dijo a su productor Joe D’Amato que sería un fracaso y que no valía la pena hacerla. Pero a D’Amato le gustaba la historia y decidió filmarla.
El rodaje en Louisiana fue muy complejo: el presupuesto era bajo, el equipo técnico no funcionaba, el plan de rodaje era corto, el clima era continuamente lluvioso y Fulci discutía todo el tiempo con John Savage.
En la postproducción, D’Amato cambió la banda sonora de Free-Jazz que tanto amaba Fulci y la sustituyó por otra mucho mas clásica, la cual Fulci odió. Incluso, D’Amato cambió el nombre del director por el de "H. Simon Kittay" por sugerencia de una mujer de la producción, que creía que, en ese momento, Fulci no estaba de moda.
La Puerta del Silencio fue un triste final para la carrera de Fulci, que merecía una mejor despedida.

1993 - En 1993, Fulci sufrió un accidente cuando filmaba una película para una compañía japonesa: su pie fue aplastado por un bote. Debido al accidente permaneció 3 años sin trabajar, dos de ellos postrado en una silla de ruedas. Su diabetes crónica tampoco lo ayudaba. A pesar de no poder trabajar, comenzó a ser reconocido en sus primeras convenciones en Roma y luego por toda Europa.
Su trabajo se redescubrió y reeditó, y sus fans (principalmente jóvenes) comenzaron a multiplicarse, como así también los elogios de la critica, tanto especializada en el genero de terror como no.
La prensa europea llamó a Fulci "Poeta de la Muerte", recibió un homenaje en el festival de Sitges, Fangoria lo premió en una memorable convención, apodándolo "Padrino del Gore" y la prestigiosa publicación "Cahiers Du Cinema" vio en sus delirios splatter, "una precisa y marcada gramática, capaz de delinear un personalísimo lenguaje cinematográfico".
Fulci diría que es "el único director redescubierto en vida" y reflexionó amargamente sobre su vida: "los críticos llamaron a mi arte, c@&@$a. Ahora, llaman a mi c@&@$a, arte", reconociendo que hay pocos films en los cuales pudo plasmar lo que quería, debido a los bajísimos presupuestos con los que contó por parte de una industria solo interesada en hacer dinero y poco preocupada por la calidad del film o las motivaciones del director.
Numerosas entrevistas y estudios sobre su obra aclararon y aclaran puntos oscuros de su vida y sus películas, demostrando además la enorme cultura de su director.

1996 - En 1996, parecía que venía su regreso. Bajo la producción de Dario Argento (ahora reconciliado con el) Fulci dirigiría MASCHERA DI CERA (La Máscara de Cera, AKA: The Wax Mask), una película con la cual estaba muy interesado y que lo relanzaría en todo en mundo. Sin embargo, falleció el 13 de marzo de 1996 en Roma (Italia) debido a un fallo en el corazón causado por su diabetes crónica mientras dormía. Oscuros rumores nunca comprobados, dicen que Fulci inexplicablemente olvidó tomar su dosis de insulina cuando fue a acostarse. Debido a esto, algunos creen que se suicidó.

1998 - En 1998, su gran admirador Quentin Tarantino (que afirma haber visto El Destripador de New York 30 veces), a través de su compañía cinematográfica Rolling Thunder Pictures, reestrenó exitosamente en sesiones de medianoche la versión integra de El Mas Allá.

FILMOGRAFIA:
1991 - Voci dal profondo
1990 - Hansel e Gretel (uncredited)
1990 - Demonia
1990 - Un gatto nel cervello
1989 - La casa nel tempo (TV Movie)
1989 - La dolce casa degli orrori (TV Movie)
1988 - Los fantasmas de Sodoma
1988 - Zombi 3
1988 - El espejo roto
1987 - Internado diabólico
1986 - La miel del diablo
1984 - Danza mortal
1984 - Roma, año 2072 D.C.: los gladiadores
1983 - La conquista de la tierra perdida
1982 - Manhattan Baby
1982 - El destripador de Nueva York
1981 - Aquella casa al lado del cementerio
1981 - El más allá
1981 - Gatto nero
1980 - Miedo en la ciudad de los muertos vivientes
1980 - Luca el contrabandista
1979 - Nueva York bajo el terror de los zombi
1978 - Montura de plata
1977 - Siete notas en negro
1976 - La juez y su erotica hermana
1975 - Muérdame, señor conde
1975 - Los cuatro del apocalipsis
1974 - La carrera del oro
1973 - Colmillo Blanco
1972 - Angustia de silencio
1972 - A su excelencia le gustan las mujeres
1971 - Una lagartija con piel de mujer
1969 - Beatrice Cenci
1969 - Una historia perversa
1967 - Operazione San Pietro
1967 - Il lungo, il corto, il gatto
1967 - Come rubammo la bomba atomica
1966 - Las pistolas cantaron la muerte
1966 - Come svaligiammo la banca d'Italia
1965 - I due parà
1965 - Dos cosmonautas a la fuerza
1965 - Come inguaiammo l'esercito
1964 - I due pericoli pubblici
1964 - 002 agenti segretissimi
1964 - I due evasi di Sing Sing
1964 - Los mangantes
1963 - Los mangantes
1963 - Un tipo extraño
1962 - Le massaggiatrici
1962 - due della legione
1962 - La rubia tuvo la culpa
1960 - Urlatori alla sbarra
1959 - Ragazzi del Juke-Box
1959 - Contrabando en Nápoles

FUENTE: Resumen de una nota titulada Lucio Fulci: Más Allá Del Terror por Lucio Lagioia, Mayo 2005, http://www.cinefania.com/

Saludos!
Imagen
Música para molestar a tu vecino: JUDAS PRIEST -Turbo 30th Edition- CD 2017
Avatar de Usuario
Fortunato
Usuario Sr. Junior
 
Mensajes: 637
Registrado: 21 Jul 2012, 17:11
Ubicación: A tiempo en algún lugar de Argentina

por elAle. » 21 Mar 2015, 16:46

Bravo.
Gracias por el trabajo para compartir.
Avatar de Usuario
elAle.
Administrador del Sitio
 
Mensajes: 12962
Registrado: 30 May 2012, 16:59
Ubicación: Donde llueve y se hace barro.

por Deathstalker » 21 Mar 2015, 18:14

Estos posts son una gran lectura, Fortunato, y sirven para interiorizarse sobre esos directores que uno no conoce. Gracias. :gracias :sos groso
Avatar de Usuario
Deathstalker
Usuario Sr. Junior
 
Mensajes: 622
Registrado: 10 Nov 2013, 17:52
Ubicación: Zona Oeste... cerquita de Capital

por sirrowan » 27 Mar 2015, 22:19

Impresionante, Fortunato, as always
Avatar de Usuario
sirrowan
Usuario Junior
 
Mensajes: 430
Registrado: 22 May 2013, 01:09
Ubicación: A 13472 kilómetros de Москва


Volver a Películas en Bluray

cron
  • Buscar mensajes nuevos
  • Buscar temas sin respuesta
  • ¿Quién está conectado?
  • En total hay 1 Usuario identificado :: 0 registrado, 0 ocultos y 1 invitado (basados en usuarios activos en los últimos 5 minutos)
  • La mayor cantidad de usuarios identificados fue 174 el 29 Sep 2016, 03:07
  • Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado